Conservadores, esperando a Noemí Sanín

Debate entre Andrés Felipe Arias, Fernando Araújo, José Galat y Carlos Holguín en <strong>El Espectador</strong>.

La posible llegada de Noemí Sanín al juego de la consulta interna del partido, la construcción de un país con seguridad y empleo, el manejo de las relaciones con los países vecinos, la paz y el acuerdo humanitario, la reelección y el pulso en torno a las reformas a la Constitución del 1991, fueron algunos de los temas abordados en el debate realizado el miércoles por El Espectador con los cuatro precandidatos conservadores a la Presidencia de la República: Andrés Felipe Arias, Fernando Araújo, José Galat y Carlos Holguín.

Fue un debate desarrollado en medio de la cordialidad, en el que quedó casada la pelea político-electoral con el liberalismo. Arias aprovechó para lanzar sus pullas a esa colectividad, al referirse a la época en que Pablo Escobar desarrollaba su ofensiva narcoterrorista asesinando policías en Medellín y nunca se vio en esa ciudad al presidente de ese entonces (César Gaviria, hoy jefe de la casa liberal) ni a su ministro de Defensa (Rafael Pardo, hoy precandidato liberal). Por su parte, Araújo aseguró que fueron los “pensamiento liberalizantes” de décadas pasadas los que condujeron al país al borde del abismo.

Los cuatro precandidatos ven con buenos ojos la posible llegada de Noemí Sanín al partido para participar en la consulta, eso sí, siempre y cuando se someta a las reglas y, como lo dijo José Galat, “sin pretender privilegios”. Incluso, Arias confesó que se desveló componiéndole un bolero en el que le expresa que con o sin ella ganará la consulta.

En el tema de una segunda reelección presidencial, los aspirantes conservadores dividieron opiniones. Arias señaló que lo mejor es dejar que el pueblo decida y Galat le dijo “sí” pero en 2014; Araújo la rechazó y Holguín la descartó porque el referendo ya está hundido en el Congreso. Por cierto, Arias definió a Uribe como el más conservador de todos los conservadores.