Sergio Fajardo toma distancia de Uribe

El candidato presidencial criticó la falta de información en el acuerdo de las bases militares con EE.UU. y se refirió a la tal “donbernabilidad”.

Sergio Fajardo presentó esta semana su propuesta de seguridad y convivencia, la cual aborda en uno de sus puntos el tema de las relaciones exteriores, en un momento en que la crisis diplomática con Venezuela y Ecuador es la protagonista. En diálogo con El Espectador, el candidato independiente a la Presidencia habló del asunto, y aunque mantuvo su postura de no criticar a nadie, lanzó sus pullas por la falta de una mejor diplomacia del gobierno Uribe y por el tan mentado Estado de opinión. Además, le respondió a quienes lo acusan de haber hecho pactos con Don Berna para la tranquilidad de Medellín, cuando era su alcalde, y se refirió al futuro de la alianza con Mockus, Peñalosa y Lucho Garzón.

¿Cómo encuadra su propuesta de seguridad dentro del tema de la utilización de bases militares colombianas por EE.UU.?

Nuestra relación con todo país debe partir de nuestra soberanía, la cual no es ni cuestionable ni negociable. Colombia ha tenido, tiene y tendrá siempre relaciones con Estados Unidos que han sido muy importantes en la lucha contra el narcotráfico y los grupos armados ilegales. El problema que le veo a todo este tema ha sido la falta de información. Primero nos dijeron que eran tres bases, después que cinco y ahora son siete.

¿Qué exactamente debería explicarnos el Gobierno?

Pues por lo menos cuál es el alcance de la cooperación, cuáles son las condiciones para que personas de Estados Unidos operen en las bases colombianas, cuál es su responsabilidad, cuáles son las restricciones, qué normas las van a regir. Cuando no hay explicaciones surgen los interrogantes.

El presidente Uribe no fue a la cumbre de Unasur en Quito, pero irá a la de Argentina...

En Quito el escenario era complicado. Es difícil entrar a juzgar ahora pero siempre he creído que cuando uno tiene la razón y explica las cosas bien, eso le aumenta el poder. Hay que seguir buscando el camino de la diplomacia.

¿No es preocupante que Chávez siga hablando de guerra?

Colombia tiene que dar la garantía de que toda la intervención de Estados Unidos aquí no será una amenaza militar para ningún vecino.

En su propuesta de seguridad usted hablaba de “despersonalizar” las relaciones y “recuperar” a la diplomacia, ¿qué quiere decir con eso?

En esta crisis han sido los presidentes Uribe, Chávez y Correa los que han manejado todo directamente, sin tener en cuenta otros canales diplomáticos: los embajadores, los cancilleres. Aquí habla el Presidente, el Ministro de Defensa, el Vicepresidente, el uno y el otro, y el Canciller siempre va a la zaga.

¿Cómo hacer para que el conflicto interno no afecte nuestras relaciones?

De allí parte mi propuesta de seguridad y convivencia. Tenemos que fortalecer nuestras relaciones diplomáticas y lograr que la comunidad internacional sea una aliada en nuestra lucha.

Usted hablaba del debilitamiento de las Farc y los paramilitares como logros de la seguridad democrática del gobierno Uribe, ¿o sea que los paramilitares no se acabaron?

Quedaron algunos grupos que no se desmovilizaron y lo que hay son algunas expresiones de bandas criminales y emergentes.

¿Qué les responde a quienes dicen que los logros suyos en seguridad cuando era Alcalde de Medellín fueron por un pacto con ‘Don Berna’?

En 2003, antes de que yo llegara a la Alcaldía, comenzaron a darse unas desmovilizaciones como producto de los acuerdos entre el Gobierno y los grupos paramilitares en Santa Fe de Ralito. Nosotros recibimos ese proceso sin que existiesen pactos implícitos. Todo era explícito y lo que hicimos fue actuar dentro de ese proceso de reinserción que se dio en la ciudad .

¿Por qué ese brote de violencia que se da hoy en Medellín?

En Colombia ha aumentado la violencia sensiblemente, especialmente en los centros urbanos. Antioquia y el Valle del Cauca, en particular, han sufrido ese impacto doloroso del narcotráfico. Siempre se habla mucho de Medellín y no se tiene en cuenta que el área metropolitana incluye varios municipios como Envigado y Bello. Ahora, yo no tengo la menor duda de que lo que está ocurriendo es fruto de la extradición o muerte de los jefes paramilitares y del narcotráfico. Eso ha generado un vacío muy grande y lo que hay es una lucha entre los mandos medios por ocupar esos espacios.


¿Ese ha sido el gran vacío de la seguridad democrática?

La seguridad democrática ha tenido efectos positivos pero hay una lección para aprender: que todo proceso de esa naturaleza tiene que tener en cuenta a los mandos medios.

Hablemos de mecánica política. ¿Es cierto que usted es el próximo en salirse del grupo de los independientes?

En eso no ha habido sino informaciones erradas. Fui yo quien llamó a Mockus, a Lucho, a Peñalosa y a Marta Lucía Ramírez, y les dije que hiciéramos una selección Colombia como independientes para el Senado, aparte del trabajo político que estuviéramos haciendo. Después nos reunimos para hacer una manifestación pública en contra de la reforma política. Fue cuando lo de la foto. Hace dos semanas nos reunimos por primera vez los cuatro a hablar, ya sin Marta Lucía. Discutimos varias cosas y cada quien planteó en qué terreno estaba. Lo único cierto hoy es que cada cual va por su camino y quedamos de hablar en un mes.

¿Pero se habló de una encuesta para escoger candidato?

De la boca mía no ha salido nada. Lo que puedo decir es que no hay pactos de nada. Vamos por carriles distintos a velocidades distintas, y dentro de todo eso nuestro objetivo es llegar a la Presidencia el 7 de agosto de 2010.

Lucho Garzón ha dicho que no está para adherir a nadie...

Esperemos a que termine el mes a ver que pasa.

Con todo lo que está haciendo el Gobierno por el referendo, ¿todavía cree que el presidente Uribe no quiere repetir?

Lo sigo creyendo, pero no voy a quedarme hablando de Uribe. Nosotros arrancamos hace 19 meses y dijimos: ni uribista ni antiuribista, vamos con o sin Uribe.

Dicen que usted se quiere apoderar de la Alianza Social Indígena...

Con la Alianza Social Indígena  arrancamos a hacer política hace nueve años y hemos tenido la mejor relación. Yo nunca le he robado nada a nadie y no hay una sola persona que pueda decir que la he atropellado. Nuestra política tiende por el respeto, la decencia y la dignidad. Ellos tienen sus discusiones, pero venir a decir que yo esté detrás para quedarme con ella, nunca. Ahora, que la inmensa mayoría de ellos quieran trabajar conmigo, es un orgullo.

¿Es posible ser Presidente sin maquinaria?

Es posible ser Presidente sin comprar un voto, sin comprar un líder y sin negociar lo público.

¿Cuál es su concepto del Estado de opinión, palabras de moda?

Sólo reconozco un Estado: el Estado Social de Derecho.

Si fuera Presidente, ¿buscaría la reelección?

En todo sistema donde existe la reelección, el que llega al cargo tiene que buscar hacerlo muy bien para buscar continuar. Una reelección es suficiente.

últimas noticias