'No tuve nada que ver con la muerte de Galán': Miguel Maza Márquez

Entrevista con el ex director del DAS, detenido en el marco de las investigaciones por el asesinato del ex dirigente político.

A escasas horas de que la Fiscalía ordenara su captura por el magnicidio de Luis Carlos Galán, el ex director del DAS, general (r) Miguel Maza Márquez, rompió su silencio y cuestionó a quienes lo sindican de estar implicado en el complot contra Luis Carlos Galán. Este martes en la tarde se entregó a la justicia en la sede de Aquimindia, al norte de Bogotá.

Hace 20 años usted fue el héroe de la lucha contra el narcoterrorismo y ahora es sindicado por el crimen de Luis Carlos Galán. ¿Cómo se siente?

Mi primera reflexión es sobre el papel que juega la prensa, la gran conductora de la sociedad. Muchos de los periodistas que hoy ponen en tela de juicio mis actuaciones pasaron por las oficinas del DAS y fueron testigos de excepción de todo lo que se hizo en esa época. ¿Cómo es posible que ahora se olviden de la verdad?

¿Usted estaría en condiciones de enfrentar cara a cara a ‘Ernesto Báez’ para desmentir sus señalamientos?

Ese no es mi proceder, pero me pregunto detrás de quién está Báez, porque lo veo con una posición muy dirigida. Desafortunadamente todo le ha salido tan mal que en sus tres intervenciones no ha podido sustentar su teoría contra mí.

¿Recuerda usted al coronel Luis Bohórquez, de quien ‘Báez’ dice poseía información contra varios generales por vínculos con las autodefensas?

No lo conocí. Oí mucho de él porque fue una de las personas que transitó por el Magdalena Medio cuando nació el paramilitarismo. Él estuvo en esa génesis.

¿De qué manera interpreta la posición asumida por la Procuraduría, que insistentemente pidió su captura?

No la entiendo. El delegado que ha venido dando conceptos públicos ni siquiera me conoce. Incluso no quería dejarme usar mi derecho de defensa. Cuando pidió mi captura aseguró que había nuevas pruebas, pero durante los tres días que estuve en indagatoria no vi ninguna, y lo digo porque si hay alguien que conoce ese expediente es el general Maza Márquez.

Pero los hijos de Galán también lo acusan.

Tampoco los entiendo. No tuve nada que ver con la muerte de su padre. Les recuerdo que yo también fui víctima, a mí intentaron matarme con violentos atentados. Ojalá algún día reflexionen, se den cuenta de su error y busquen entre los criminales porque yo los combatí con energía cuando muchos en Colombia se acobardaban de hacerlo.

El coronel Peláez Carmona dice que él no tomó las decisiones respecto a las capturas de Hubiz Hazbum y su grupo, ¿usted qué piensa?

Estoy de acuerdo. ¿En qué investigación judicial en cualquier país del mundo no se capturan sospechosos? Son los jueces los que descartan o corroboran. Ahora se dice que desviamos la investigación. Yo me pregunto: si los jueces tenían la potestad, ¿por qué entonces no los soltaron a los tres días o por qué tomaron decisiones respecto a los demás capturados?

‘Ernesto Báez’ afirma que después del crimen de Galán el DAS se asoció con las autodefensas del Magdalena Medio para combatir a Pablo Escobar.

A Báez no le resulta nada. Primero dijo que yo había viajado a la Isla de la Fantasía, Popeye lo desmintió. No conozco Puerto Boyacá. Después dijo que Maza no había participado en el homicidio de Galán, pero que tenía algún tipo de injerencia. Y luego aseguró que el sacerdote Ciro me había visitado de parte de las autodefensas y que yo había hecho componendas. Hace tres días lo volvió a desmentir. Yo alcancé a tener miedo porque él ya había declarado sobre lo mismo hace un buen tiempo y pensé que lo habían volteado. Pero el sacerdote, como me lo confirmó mi abogado, ratificó los términos de su primera declaración y desmintió a Ernesto Báez.

¿Usted cree que el personal del DAS, de la Policía o del Ejército participó en el complot contra Luis Carlos Galán?

No meto la mano en la candela por nadie. Lo dijo el entonces ministro Lara Bonilla, la plata del narcotráfico corrompió a Colombia hasta los tuétanos. La política, la economía, el deporte, hasta el reinado de Cartagena. Ese maldito dinero nos dañó la vida.

¿Confía en la justicia colombiana?

Confío en la Fiscalía porque de alguna manera yo soy uno de los autores del actual sistema judicial colombiano. Cuando a mí me tocó luchar contra los extraditables, en ese momento sí no había justicia, y el que intentaba ejercerla lo mataban.

¿Qué sentimiento tiene cuando hoy en Colombia abundan las dudas sobre su comportamiento?

Lo considero el cuarto atentado contra mi vida. Los tres primeros fueron con bombas. Este último me tiene cimbroneado y prueba de ello es que cuando yo fui objeto de los atentados necesité ayuda psiquiátrica, y ahora he vuelto a requerirla. Yo sigo sin entender cómo se me sindica de algo que yo combatí y el mundo entero se dio cuenta. Algo hay detrás de esta historia y algún día lo voy a saber porque yo también soy investigador y no me voy a quedar con esa espina clavada en el cuello. La sociedad colombiana fue permisiva con el narcotráfico y cuando uno dice que Pablo Escobar fue congresista eso no es un invento, entonces me pregunto, dónde estaba la prensa de ese momento, o era que no sabía en lo que andaban estos tipos.