Inicia el ciclo del nuevo Congreso de la República

hace 1 hora

Desconfianza y doble agenda

Análisis sobre la Cubre de Unasur que se realizará este viernes en Bariloche, Argentina.

Luego de casi dos décadas de crisis del multilateralismo, debido a la presencia de conflictos con diferentes características a las tradicionales y del florecimiento de nuevos actores no estatales, la asociación de países adquiere presencia en Suramérica ahora con Unasur, que se pone a prueba con la reunión en Bariloche. La voluntad política y el liderazgo asumido por Brasil han sido el motor de este esfuerzo. No obstante pesan más las diferencias que las similitudes.

Hace mucho tiempo se perdió la confianza en la región: los andinos desconfían de Colombia y de su relación con Estados Unidos. Y nuestro país a su vez percibe cierta complicidad de los gobiernos vecinos con grupos guerrilleros. Es por ello que la agenda para Bariloche se securitiza y colombianiza. Los países esperan una explicación convincente del uso de bases militares colombianas por parte de soldados y asesores norteamericanos, mientras Colombia extiende la agenda a otros temas duros como armamentismo, narcotráfico y terrorismo. Y Estados Unidos ignora la preocupación.

Aquí nos preguntamos acerca de la posición que Colombia podría llevar a Unasur. Creemos que la Cancillería en coordinación con el Ministerio de Defensa debería estar consultando a la sociedad civil. Pero si ni siquiera ha informado a su población de qué se trata la presencia norteamericana en las bases militares colombianas, menos aún va a consultar y debatir el tema con actores no estatales como académicos, empresarios, ONG y gente de frontera.

Sin lugar a dudas, el llevar una posición consultada y debatida a Unasur le daría peso y argumentos a la situación colombiana. Muchas expectativas y pocos resultados seguramente caracterizarán este encuentro. Recordemos que en Unasur las decisiones se toman por consenso.

* Profesora Universidad Externado de Colombia

Temas relacionados
últimas noticias