Ex paramilitar ‘Tasmania’ vuelve y juega

Comisión de Acusación escuchará declaraciones de Mario Uribe, Carlos Holguín y el ex paramilitar Orlando Moncada.

Aunque de tiempo atrás y sin mayor trascendencia en la opinión pública las tensiones ya hacían mella por cuenta del escándalo parapolítico, fue en septiembre de 2007 cuando las relaciones del presidente Álvaro Uribe y la Corte Suprema de Justicia empezaron a avinagrarse en serio. El incidente tiene nombre propio: el llamamiento a indagatoria de Mario Uribe Escobar, primo segundo del Jefe de Estado, por sus presuntos nexos con grupos de autodefensa. Ocurrió el 26 de septiembre de 2007. Dos días después Escobar renunció a su fuero, el expediente pasó a la Fiscalía y en el entretanto el entonces presidente de la Corte, magistrado César Julio Valencia, informó que el presidente Uribe lo llamó para interceder por su familiar.

El Primer Mandatario montó en cólera, lo denunció por calumnia e injuria ante la Comisión de Acusación de la Cámara de Representantes, y desmintió que alguna vez le hubiera siquiera sugerido al magistrado Valencia un trato más benévolo con su primo segundo. Desde entonces, es decir, desde hace 27 meses, ambos libran una batalla judicial sin que nadie quiera ceder en su versión sobre los hechos. Y aún cuando el expediente se ha movido bastante menos de lo que suelen hacerlo los casos en la Comisión de Acusación, ayer trascendió que serían escuchados los testimonios del ex senador Mario Uribe, del ex ministro Carlos Holguín y de un ex paramilitar conocido con el alias de Tasmania que debido a sus acusaciones a medias o retractaciones posteriores se convirtió en piedra de sucesivos escándalos entre la Corte y el Ejecutivo.

Casi dos semanas después de que el alto tribunal vinculara al expediente de la parapolítica a Mario Uribe, la Casa de Nariño, el 8 de octubre de 2007 en rueda de prensa televisada, anunció que tenía pruebas de que la Corte estaba fraguando un complot en contra del Presidente. Según se reseñó entonces, en poder de la Casa de Nariño había una carta firmada por un sujeto conocido como José Orlando Moncada, alias Tasmania, en la que denunciaba que el magistrado Iván Velásquez, investigador estelar de los procesos de la parapolítica, le ofreció beneficios a cambio de salpicar a Mario Uribe Escobar y que involucrara a Álvaro Uribe Vélez como autor intelectual de un intento de asesinato en contra de un paramilitar conocido con el alias de René. 

El choque de trenes no se hizo esperar. La Corte respaldó las pesquisas del magistrado Velásquez al tiempo que la Fiscalía inició procesos conexos. Y se supo después de incómodos nexos entre el abogado de Tasmania, Sergio González, con personas muy cercanas a la Casa de Nariño. Incluso, trascendieron irregularidades de cómo la dichosa carta de Tasmania había sido allegada al Jefe de Estado por agentes del DAS. Ocho meses después, tras la extradición de 15 jefes paramilitares a Estados Unidos, en particular Juan Carlos Sierra, conocido como El Tuso Sierra, el proceso se vino abajo y el ex paramilitar confesó que los ataques contra Iván Velásquez eran un montaje.

El Tuso, un narco colado al proceso de paz, tras bambalinas orquestó la infamia y utilizó para ello a Tasmania con promesas de dinero. En su retractación José Orlando Moncada también sugirió que tanto Mario Uribe como su primo Santiago Uribe participaron del complot. La Fiscalía, en julio de 2008, profirió auto inhibitorio en favor del magistrado de la Corte Iván Velásquez y pidió investigar las actuaciones de Tasmania, El Tuso Sierra y el abogado Sergio González. No obstante, 18 meses después el proceso sigue acumulando polvo y durmiendo el sueño de los justos. “La Fiscalía se quedó a medio camino en la investigación”, declaró Velásquez entonces. “El ente acusador quiso quedar bien con el Gobierno y con la Corte”, ripostó a su vez el jefe de Estado, Álvaro Uribe.

No hay duda, pues, de que la denuncia instaurada por Uribe contra el magistrado de la Corte tiene como protagonista de fondo al ex paramilitar Tasmania, quien será escuchado por la Comisión de Acusación. El abogado de Valencia Copete, Ramiro Bejarano, declaró que no solamente deben comparecer Tasmania, Mario Uribe y el ex ministro del Interior Carlos Holguín Sardi, sino testigos como la secretaria privada del Presidente, Alicia Arango, el ex magistrado de la Corte Constitucional, Jaime Araújo Rentería, y otros que la defensa ha solicitado dentro del expediente. “Estamos listos para concurrir a todas las diligencias”, señaló Bejarano.

183597

2010-01-22T21:19:00-05:00

article

2010-01-23T08:43:22-05:00

ee-admin

none

Redacción Judicial

Tema del dia

Ex paramilitar ‘Tasmania’ vuelve y juega

44

4566

4610

Temas relacionados