“Consiento vanidades”

La reconocida diseñadora paisa, María Luisa Ortiz, es identificada en las pasarelas por lucir en las prendas moños y flores. Le gustaría vestir a Shakira y dice que le da pena acercarse a saludar a Marlon Moreno.

¿La moda es moda cuando no incomoda?

Sí, y cuando incomoda también.

Una obra de arte.

Le déjeuner sur l’herbe (Almuerzo sobre la hierba) de  Manet. Y una obra contemporánea, Plexus, de Alejandro Ortiz.

¿Crea vanidades?

Consiento vanidades.

Lo mejor de Medellín.

Las flores.

La moda que caracteriza a los colombianos.

La pasión.

Lo mejor del señor Dior.

New Look.

¿Qué le falta a la alta costura colombiana?

Tradición.

¿Qué le agregaría a las ferias colombianas?

Que los diseñadores nos pusiéramos de acuerdo con los clientes.

¿En qué momento llega su hora de creación?

Cuando hay afán.

¿A quién le debe un diseño?

A Juan Devis.

¿A quién admira?

Al Ejército.

La mejor vestida.

María Antonieta de Austria.

¿A quién quisiera vestir?

A Shakira.

¿Qué caracteriza sus diseños?

La feminidad, la nostalgia.

Una prenda sensual.

La ropa interior.

¿Qué prendas no se deben combinar?

Medias blancas con zapatos negros, moda Michael Jackson no.

¿Qué no debe faltar en un armario femenino?

Un vestido negro.

¿Y en uno de hombre?

Un blazer.

Un licor.

Un quantro.

¿Qué la inspira?

Mis clientas.

Lo mejor de su colección ‘Café Venus’.

El corte y el patronaje.

Algo lleno de ‘glamour’.

El Hotel Bristol.


La mujer más glamourosa.

Greta Garbo.

Algo extraño.

Lo inverosímil, que alguien secuestre a alguien. ¿Para qué hacen eso?

El amor de su vida.

La moda.

El libro que tiene en la mesa de noche.

Caligrammes, de Apollinaire.

El mejor material para trabajar.

La seda.

¿Qué quería ser cuando pequeña?

Abogada, como mi abuelo, para defender a todo el mundo.

Una travesura.

No tengo.

¿Qué le da nostalgia?

Mi mamá.

Algo mágico.

El taller de costura de Christian Lacroix.

¿A quién mide constantemente con su metro?

A Lolita, mi maniquí.

El mejor diseñador del mundo.

Hay muchos.

Una promesa.

Eso es muy difícil de escoger, no pongo.

Su maestro de modas.

Messie Lacroix.

Una buena mezcla.

Cuando hay buena música y buena compañía.

Una rumba de nunca acabar.

Esa misma.

¿Qué le da pena?

Acercarme a saludar a Marlon Moreno.

Un proyecto.

San Silvenia.

¿A quién le reza?

A Dios.

¿Quién la aconseja?

Mi madre adoptiva.

Un buen corte.

 Nicolas Ghesquiére.

Su color favorito.

Rojo.

¿Qué la identifica?

Los moños y las flores.

¿Qué la hace divertirse?

Mi hija Cecilia.

Un plan de domingo.

Ir a pescar o a picnic.

Temas relacionados