Alejandra Azcárate tiene poco de irreverente

La actriz habla de algunos de los temas de su ‘stand up comedy’ ‘Descárate con la Azcárate’.

¿Los colombianos se ríen lo suficiente?

No se ríen lo suficiente y se burlan más de lo necesario.

El colmo del descaro.

Criticar lo que uno hace.

¿Quién es el político más descarado del país?

Noemí Sanín.

¿Cuándo se pone seria?

Soy muy seria para tomar decisiones.

¿Qué tan irreverente es?

La gente confunde la irreverencia con la sinceridad. Tengo mucho de sincera y muy poco de irreverente.

¿Qué es lo que más les gusta a los hombres de las mujeres?

Que los amen y no los jodan.

¿Al fin qué es lo que quieren las mujeres de los hombres?

Que nos entretengan.

¿Cuál será el eterno problema de las relaciones de pareja?

Creerse el dueño del otro.

Lo peor que puede hacer un hombre en la primera cita.

Decir que lo adora a uno. Si se lo va a pedir, no es necesario.

¿Cuál es el picante de la Azcárate?

Burlarme de mí misma.

¿Los caballeros las prefieren brutas?

Me parece más bruta la que tenga que simularlo para conseguir a alguien.

¿Qué les falta a las colombianas?

Franqueza.

¿Para qué tiene pelos en la lengua?

Para hablarle a mi mamá. Todavía me regaña.

¿Las suegras son tan malas como la pintan?

No. Hay peores.

¿Quiénes son más mentirosos, los hombres o las mujeres?

Somos mentirosos en la misma proporción, pero las mujeres somos más profesionales.

El gran mito de las relaciones.

Hasta que la muerte nos separe.

El apodo que no soporta.

El “bebé” me desquicia.

¿A qué personaje le gustaría representar?

A Matahari.

¿Y no quedan matrimonios felices?

No es cierto. Soy una prueba de lo contrario hasta hoy.

¿Cómo la vamos a ver en ‘Las santísimas’?

Por fin alejada de la perversidad.

¿Y por qué sus personajes han estado relacionados con la perversión?

Porque muchas veces confunden mi sinceridad con maldad o agresividad. Mi físico da muy bien para villanas.

¿Quién es el político más cómico de Colombia?

Ernesto Samper.

¿Le ha sonado imitar?

No tengo el don.

Lo malo de la fama.

Que la gente crea que lo conoce a uno y juzgue.

La peor broma que le han hecho.

Hace un mes recibí un correo, el título era ‘Jajajá feliz aniversario’ y era la foto de Lina muerta.

¿El humor para qué?

Para vivir, para respirar, es el antídoto contra la tristeza.

Un secreto…

Me da pena que mi esposo me coja la cola delante de mi papá.

¿Le suena el humor político?

Procuro no meterme en religión ni en política. Pienso que son temas que hieren demasiadas sensibilidades.

¿Cuál es el tema que más les gusta a los colombianos?

Hablar del otro.

¿Cómo espantar a un hombre?

Mostrar el hambre.


¿Ser tan franca le ha traído problemas?

Sí, claro, me ha costado muchos amores y muchos odios. He perdido amistades y no me arrepiento, prefiero ante todo decir lo que pienso. No soy una mujer que mande razones.

¿Volvería a salir en ‘Soho’?

Preferiría no hacerlo.

Lo mejor de esa experiencia.

Identificar la falsedad de muchas mujeres y saber que hay un alto índice de desempleo en este país, porque muchos desocupados interpusieron demandas.

¿Cuál es el secreto de la belleza?

La autenticidad brilla sola.

Una frase.

Una de mi abuela materna que me decía desde chiquita. “En la vida hay que ser buena hija. Si no te nace, hazlo por negocio”.

¿Qué va a ver el público en ‘Descárate con la Azcárate’?

Una tragicomedia realista, descarnada, brutal, honesta y un efecto de espejo en el cual se van a ver identificados.

¿Quién la hace reír?

La escenas que me hace mi perra Magola cuando la he dejado mucho tiempo sola. Me protesta no verbalmente y eso me derrite, parece una esposa celosa.

¿En que no pueden caer las mujeres en las relaciones de pareja?

En la posesividad y en la sed de buscar compromisos serios a toda costa.

¿Qué hombre la encana?

El buen ser humano en esencia que cada vez es más escaso.

¿Qué la sonroja?

Que me tomen fotos, soy muy tímida para las fotos.

¿Actriz, presentadora, modelo o comediante?

Actriz ciento por ciento.

¿Le quedó gustando la actuación?

Lo he hecho desde que tengo ocho años, toda mi vida y es lo que amo hacer.

¿Qué tipo de hombre la encanta?

El buen ser humano que cada vez es más escaso. Me encanta un hombre conversador, descomplicado, alegre, trabajador… Para mí la alegría es fundamental.

¿Qué tan celosa es?

En la proporción justa. No soy empeliculada, no persigo fantasmas.

¿Cómo se imagina en cinco años?

He vivido experiencias donde he perdido personas de una día para otro que no me visualizo siquiera de hoy a mañana.

¿El humor en Colombia ha sido un asunto de hombres, hay machismo en el medio?

No. Trabajo con muchos hombres y son muy respetuosos de lo que hago, pienso que ha habido más hombres que se han lanzado a hacerlo que mujeres pero no es un tema cerrado ni es sexista.

¿Y por qué hay tan poquitas mujeres humoristas?

Porque nos cuesta mucho trabajo burlarnos de nuestra realidad.

¿A qué mujer admira?

Admiro profundamente a una actriz argentina se llama China Zorrilla, si alguna vez llego a esa edad me encantaría poder ser como ella

El mejor lugar para una cita en Bogotá.

La casa de quien invita a salir. No hay nada mejor que conocer el espacio de la otra persona.

¿Cómo es la pasión según la Azcarate?

Única e individual.

¿Cómo está su corazón?

Lleno y plenamente feliz.

El secreto del buen sexo

No contarlo. La intimidad es muy  personal para exponerla.