Néstor Rodríguez: 'En el país sobran EPS'

Compensar es la prestadora de salud mejor calificada, según la Defensoría del Pueblo. Su director cree que el mayor problema que afronta el sector es la falta de financiación.

¿Es verdad que el sistema de salud en Colombia está en bancarrota?

Sí, está pasando por una dificultad financiera, pero tengo la certeza de que un pensamiento sereno y un ordenamiento darían una luz de salida.

¿Qué hizo que Compensar tuviera el mejor puntaje en el último estudio de la Defensoría del Pueblo?

El esfuerzo de mirar las cosas desde el punto de vista del usuario. El año pasado nos calificaron de primeros las clínicas y los hospitales, o sea que por primera vez coinciden los proveedores de servicios y los usuarios.

¿Qué desafío les impone este resultado?

Lo más difícil es mantenerse ahí. Siempre hay un gran espacio por mejorar.

¿Qué le falta a la salud en Colombia?

Resolver la financiación.

¿Tiene medicina prepagada?

Tengo el plan complementario de Compensar.

¿Cuál es la enfermedad de las EPS en Colombia?

Estamos pasando por una gran dificultad financiera y tenemos una arquitectura institucional que está bien hecha, pero que ha generado mucha desconfianza y es necesario recuperarla, teniendo siempre a la persona como el foco final.

¿De qué se enferman los colombianos?

Pensaría que de gripa. A veces también de envidia.

¿Y 20 minutos son suficientes para revisar a un paciente?

En un proceso ordenado y organizado, sí. Hay patologías que exigen un poco más de tiempo, pero en un proceso organizado es suficiente.

Dicen que el ibuprofeno sirve para todo, ¿eso es cierto?

Sirve, quita algunos dolores de cabeza. No funciona para todo, pero sirve.

¿Qué lo enferma?

Que a veces la gente no sea responsable de sus cosas.

Su mayor dolor de cabeza.

Todo el tema del equilibrio financiero.

¿Hacen falta EPS en Colombia?

Creo que sobran.

¿Cómo deja Uribe el sistema de salud?

Deja algunas cosas muy positivas en cobertura, pero le faltó tiempo para la organización financiera.

¿Y qué le espera con el nuevo Presidente?

Creo que cosas positivas. La visión que tengo del nuevo gobierno es la necesidad de darle una mirada integral al tema de la salud y los actores hemos venido entendiendo que hay que trabajar más armónicamente para buscar soluciones estructurales.

¿Qué es lo que menos le gusta de su trabajo?

Tener que lidiar con dificultades operativas, a veces uno quisiera respuestas más inmediatas.

Una herida imborrable en la historia de Colombia.

La violencia, que además es una herida larguísima.

¿Cuál es el hábito menos saludable que tiene?

De pronto algunas comidas colombianas de esas ricas, como los chorizos, pero también hay que darse un gusto.

¿Qué tan saludable es el estilo de vida de los colombianos?

Somos sedentarios, no comemos bien y a veces en exceso. Hace falta un poco más de responsabilidad.

En términos de salud, ¿las EPS siguen en cuidados intensivos?

Sí, por el asunto financiero.

¿Qué tan saludable está la imagen de las EPS?

Falta. La gente tiene un imaginario equivocado del papel que tenemos las EPS, no se aprecia el valor de prevención que se hace y creo que allí habría que hacer un esfuerzo. Me atrevería a decir que tenemos uno de los sistemas de salud mejor diseñados del mundo.

El virus que habría que atacar en Colombia.

Me parece que el del pesimismo y creer que siempre tiene la culpa alguien distinto a uno.

¿Cuánto ataca la enfermedad de la corrupción a las prestadoras de salud en Colombia?

En eso se ha ido ganando bastante. No dudo que queda un esfuerzo por hacer, pero frente a lo que teníamos antes, hay un avance muy importante.

Un pueblo de Colombia en cuidados intensivos.

Todos los pueblos y localidades tienen sus encantos y no pondría ninguno en cuidados intensivos.

Un remedio casero.

Agua de panela con limón y mantequilla para la tos.

La fila más larga que le ha tocado hacer para pedir una cita médica.

En Compensar las citas médicas son por teléfono y no hay necesidad de hacer filas.

Temas relacionados