“Peco con lo que me provoque”

Andrea López interpreta a la resentida y avara Julieta Esquivel en la novela ‘El fantasma del Gran Hotel’, del Canal RCN

¿Es la mala más buena de la TV?

(Risas). No me corresponde a mí decirlo.

¿Cómo luce en su personaje: peligrosa o angelical?

Peligrosa y sensual.

¿Cree en fantasmas?

Creo en todo.

¿Cómo se prepara en cada grabación?

No hago gran cosa. Llego, me maquillo, me visto y al set.

Si pudiera hablar con alguien del más allá, ¿con quién lo haría?

Mmmm… Tal vez ellos quieren hablar conmigo.

¿Lo mejor de ‘O todos en la cama’?

Todo.

¿Qué tan noctámbula es?

Amo la noche con todas sus horas, es refugio y cómplice.

¿Qué le molesta de los hombres?

Amo a los hombres con todas sus peculiaridades.

¿Ya encontró su media naranja?

Soy una naranja muy completa.

¿Es vanidosa?

Ciento por ciento.

¿Y qué le dice el espejo?

Lo llamaría amor propio, adoro los espejos (risas).

¿Conversadora o callada?

Callada.

¿Qué le saca el mal genio?

¡Yo misma!

Lo que más cuida de su cuerpo.

La piel del rostro.

Su pareja ideal.

Tal cual se presente.

El artículo que siempre lleva.

Un perfume.

¿Cómo le gusta dormir?

Entre sábanas muy blancas.

Tiene planes de casarse de nuevo.

Sí... no... Todas las anteriores.

¿Y de tener hijos?

No.

Un lugar paradisiaco.

La cama.


¿Para qué es buena?

Para lo que me gusta.

Un vicio.

El gym.

Defina: sexo.

Amor.

Infidelidad.

Aprendizaje.

Sensualidad.

Individualidad.

Amor.

Todo.

Soledad.

Mi estado interior.

¿En qué es exigente?

En mi propio aprendizaje.

¿Cómo llegó a la actuación?

Porque el universo lo quiso así.

¿Qué tan difícil es mantenerse en el medio?

Para mí no lo ha sido. He sido una consentida.

El papel de su vida.

El que estoy interpretando.

¿El que no repetiría?

La vieja Andrea.

Fuera de escena, ¿cuándo le ha tocado actuar?

Siempre estamos actuando en la realidad.

Una mentira piadosa.

No soy buena con las mentiras.

¿Quién es su tutor en la actuación?

La vida misma.

¿De qué es fanática?

Del chocolate blanco.

¿Qué tan provocativa se considera?

Mucho. Sólo cuando así lo deseo, ¿no?

¿De qué manera peca?

Peco con lo que me provoque.