“Ganaremos en primera vuelta”

David Escobar, gerente de la campaña de Sergio Fajardo.

El hombre fuerte de Compromiso Ciudadano estuvo en el gabinete del hoy candidato cuando éste fue alcalde de Medellín. Cree que no hay que desgastarse con cábalas sobre segunda vuelta en las presidenciales.

¿Por qué la campaña no tiene jefe de debate?

Nosotros montamos una organización de campaña más moderna que la de los políticos tradicionales. Yo hago la tarea de una dirección general de campaña dentro de lo que está lo político, lo administrativo, la movilización ciudadana, los equipos de las regiones... es una dirección integral.

Lo más innovador de la campaña.

La movilización de la gente y el voluntariado. Ellos hacen la campaña, la publicidad en cada región. Somos los que menos hemos salido en medios tradicionales, pero estamos arriba, la gente nos ve trabajando por todas las regiones. En 27 departamentos hay coordinaciones formales transmitiendo el mensaje del candidato.

Lo mejor de trabajar con Fajardo.

El reto intelectual y profesional. Él siempre quiere ir más allá, hacer lo mejor y buscar la solución más viable a los problemas. Además es riguroso en sus análisis. En lo político tiene una integridad a toda prueba, nunca se sale ni un milímetro de sus principios.

¿Es muy estricto?

Sí, es muy exigente, dulce y apasionado, pero a su manera. Al que más, se exige a él mismo.

Lo más fregado de este cargo.

Todos los días hacemos cosas que meses atrás parecían imposibles. En esta pelea somos David contra Goliat, en el sentido en que tenemos menos recursos, no existe maquinaria ni la trayectoria política de otros.

¿Qué tanto pesa la escasa trayectoria política de Fajardo?

En Medellín pasamos del miedo a la esperanza con logros concretos y probados. Y no somos sólo una persona, es un error decir que Sergio trabaja solo, si hay algo en este movimiento es colectivo.

Dicen que su candidato nunca se compromete.

Se compromete duro con los temas, lo que pasa es que en este país estamos atrapados en la polarización: uribista o antiuribista; azul o rojo... hay avances en el país, pero debemos pasar la página de la violencia y entrar a la de las oportunidades, recoger lo bueno del pasado y mirar hacia el futuro. No nos comprometemos con la polarización ni con el conflicto.

¿Cree en las encuestas?

El candidato no les cree a las encuestas y respeto eso. Somos juiciosos estudiando las encuestas públicas. Ni nos morimos de la emoción con las que nos califican bien ni nos desesperamos por las que nos sacan mal. Las usamos como herramienta de trabajo.

¿Cómo le fue en Harvard?

Uno queda con un valor agregado. La educación superior es la mayor oportunidad que necesitamos los colombianos. Para mí fue una lucha llegar allá, en donde trabajé y ahorré mucho para lograrlo.

Un recuerdo de cuando fue secretario privado de Fajardo.

Cuando inauguramos la Biblioteca España en Santodomingo (Medellín) fue simbólico, porque la ciudad rompió la tradición del narcotráfico y la violencia, así como le mostró al mundo que podía reinventarse.

¿Por qué votar por Fajardo?

Tiene preparación intelectual, experiencia en la Alcaldía, ha recorrido el país, así como un equipo listo para gobernar.

¿Qué candidatos irán a la segunda vuelta presidencial?

Vamos a ganar en la primera. Uno no debe gastarse tanto especulando sobre la segunda.


¿Cómo ve la gestión de Alonso Salazar?

Está haciendo un buen trabajo esta continuando muchas tareas de las que nosotros comenzamos, por supuesto, con su sello personal alrededor de los temas sociales, de primera infancia y ahora va   a tener un momento muy especial con los Juegos Suramericanos en Medellín , que fueron un logro de Fajardo. Está luciéndose con estas obras, esa es un oportunidad para que Medellín le muestre al mundo que sigue avanzando.

¿Les faltó algo por hacer en la administración de Medellín?

Hicimos todo y más de lo que habíamos prometido.

¿Porqué no más Uribe?

Porque sigue Fajardo, sigue el momento de las nuevas generaciones en la política, no por nada malo de Uribe, sino porque en este momento llegó la hora de las oportunidades para el país.

¿Cómo convencer a los colombianos de que el país está listo para el posuribismo?

El país va a pasar la página rápido, le dará las gracias a Uribe por su gestión y va a buscar al mejor líder para reemplazarlo en una nueva etapa, pues el país tiene unos problemas nuevos, unos retos nuevos.

¿Si queda Fajardo a qué será lo primero que le meterá la ficha?

A la ciencia, a la tecnología, a la educación, a la cultura, estas son las oportunidades que necesita Colombia.

¿Cómo piensan lograr la competitividad con equidad con semejantes diferencias entre departamentos?

Nuestra propuesta de desarrollo departamental es uno de los capítulos más importantes, creemos que el desarrollo de Colombia viene de las regiones desde la competitividad, de infraestructura, de productividad. No hacemos un gran planteamiento de desarrollo general, sino uno en cada departamento.

¿Cómo devolver la seguridad al país?

Lo que sigue es devolver la seguridad urbana, en eso Fajardo es el candidato más capacitado, porque lo ha vivido. No debemos retroceder en lo que se avanzó, hay que ponerle los derecho humanos por delante.

¿Qué pasará con proyectos como el AIS?

Debe haber una política nueva de desarrollo rural que privilegie a la industria rural.

Una estrategia para acabar con el desempleo.

Un programa de cultura de emprendimiento para impulsar a los jóvenes.

Una anécdota de campaña.

Un día un señor se le acercó a Fajardo  le dijo: “Yo y mi señora estamos con usted porque usted está en contra del TLC”, y Fajardo que está a favor del TLC con Estados Unidos y otros países pensó: “ me va a tocar decirle la verdad y perder ese votico”, entonces le dijo: “no señor yo estoy a favor del TLC”, y el señor le dijo: “no ese, el de tejas, ladrillos y cemento (que es la forma como compran votos)”.

La ventaja de que un grupo de académicos dirija la campaña.

No sólo la manejan académicos,  profesionales, gente de diferentes edades y orígenes, esa es una de las grandes virtudes de Compromiso Ciudadano.

 

últimas noticias

Juan Pablo Llano y la cultura de la forja

Pedro Mar, de Colombia para el mundo