“No me siento derrotado”

Para Jaime Dussán su sello distintivo como dirigente político fue la controversia.

¿Se siente decepcionado al ser derrotado en las urnas?

Decepcionado sí, derrotado no.

¿Qué falló en la estrategia de la campaña?

Demasiada confianza y golpes internos dentro del Polo Democrático Alternativo.

¿No fue muy precipitada su renuncia al Polo?

No creo. Un dirigente asume sus responsabilidades.

¿Cree que otras personas deban renunciar?

No. Esa es una decisión personal.

¿Y a qué se va a dedicar?

A cuidar a mis hijos y a la recuperación de mi esposa, a descansar después de más de 35 años ininterrumpidos de lucha. A escribir la historia de la izquierda y el sindicalismo desde mi visión, así como a continuar en la política después de un período sabático.

Lo que más va a extrañar del Congreso.

Los amigos y los debates.

Su mayor logro en esa institución.

La defensa de las libertades y los derechos, principalmente de los maestros y los trabajadores.

¿Qué se le quedó entre el tintero como senador?

Las leyes estatutarias sobre salud, educación y trabajo, así como el salario profesional de los maestros y los trabajadores.

¿El Polo Democrático se debilitó tras las pasadas elecciones?

Un poco. Nos faltaron unos miles de votos, por lo menos, para llegar al millón, que era el propósito.

¿Cuál fue el error del Polo?

Los colombianos no nos ven como un partido unificado que genere confianza y aún no tienen claras nuestras propuestas políticas.

¿Y cómo le fue al Polo en Bogotá?

En Bogotá aumentamos la votación y mantuvimos los tres representantes. Superamos las elecciones de cuatro años atrás, a pesar de la arremetida contra las buenas políticas del Alcalde, incluyendo fuego amigo.

¿Y qué pasó en Nariño?

No sé tanto, creo por los informes que el Gobernador apoyo más a los de afuera que a los de adentro.

¿Qué debe hacer el Polo para tener mejores resultados en las presidenciales?

Un programa claro, un partido unido y un candidato con ángel y aureola.

¿Por qué el Polo no usó más la publicidad en televisión?

Por la falta de recursos, debido a las deudas de las pasadas administraciones.

¿Pero tenían recursos para hacerlo?

(Risas). No. Lo que aún nos queda son deudas.

¿Ha hablado con Wilson Borja y Venus Albeiro Silva?

Sí, estamos recuperándonos en el pabellón de los insolados, pero con ganas inmensas de volver al sol.

¿Y cómo se explica la derrota de ellos?

Falta de olfato político y compromiso.

¿Quién debe ser el nuevo presidente del Polo?

El que logre consenso en el Ejecutivo, como yo lo logré.

¿No será que les hizo falta el apoyo de Lucho Garzón?

Esa es una deuda cancelada.

¿El Polo debe ir solo o en alianza para la primera vuelta presidencial?

Solo y fortalecido con los demócratas, los trabajadores y la gente honrada del país.

¿Tiene futuro el Polo?

Muchísimo. Es decisivo para el futuro de Colombia.

¿Qué cree que ocurrió en la Registraduría con el conteo de votos?

Falta de una ley electoral coherente.


¿Pero el Registrador debe irse?

No, debe aprender de estas experiencias negativas.

¿Será que el Gobierno está tras la cabeza del Registrador?

No hay la menor duda. Venganza ciega.

¿Cómo ve la contienda en las próximas elecciones presidenciales?

Difícil. El Gobierno es el jefe de campaña a favor de sus candidatos y, en consecuencia, no hay imparcialidad.

¿Quién será el Presidente de Colombia en 2010?

Uno de la oposición que pase a la segunda vuelta. Petro, Pardo o Antanas.

El mejor consejo político que ha recibido.

Un guerrero de luz no entrega su espada.

¿Y el que les daría a las nuevas generaciones políticas?

Amor por la patria, la soberanía, la libertad y la transparencia.

¿Cuál fue su sello distintivo como dirigente político?

La controversia.

Por qué las iniciativas de izquierda nacen con mucha ilusión pero se frustran más temprano de lo que se cree.

No comparto esa idea. Ser de izquierda es ser decente, llevamos pocos años unificados como izquierda democrática y registramos éxitos.

Hay quienes siguen comprando votos de frente, ¿por qué no pasa nada?

Por que el gobierno es cómplice, a la justicia le ha faltado fortaleza y a los ciudadanos transparencia y capacidad de denunciar.

Lo más huilense que tiene.

La terca manera de actuar, la sencillez y la amistad.

Qué le dejó su paso por la Federación Colombiana de Educadores.

Grandes enseñanzas, un amor inmenso por la educación, los niños, los jóvenes y un recuerdo imborrable de los maestros.

Su mayor aporte en el Polo.

Ser cofundador y trabajar por su fortaleza y unidad.

El debate que más recuerda.

La defensa de las transferencias y los derechos de los maestros contra el Ministro de Hacienda de entonces, Juan Manuel Santos.

El proyecto al que más le metió el diente.

A la educación y al presupuesto para la inversión social.

Lo que más ama en la vida.

Abigail mi madre, Mónica mi esposa, mis hijos y mis nietas.

Su dolor más grande.

Las traiciones.

El mayor problema del país.

La corrupción y la pobreza.

¿A quién le dio su primer voto?

Al maestro Gerardo Molina.

¿Y por quién no votaría?

Por un corrupto.             

El poder para qué.

Para ejercerlo pensando en el bien común.

 

últimas noticias

Juanpa Zurita, presente en el Club Media Fest

Cabas, en su nueva atmósfera musical