Abejas y ratas para alimentar a África

En el distrito Kayunga (Uganda, África) algunos granjeros decidieron dejar el cultivo de alimentos afectados por intensas sequías para comprar panales de abejas y vender miel.

Según la Convención sobre Comercio Internacional de Especies en Peligro (Cites, por su sigla en inglés), esto, sumado al cultivo de ratas, podría ser un beneficio económico y alimenticio para África.

En la reunión, llevada a cabo en Nairobi (Kenia), participaron 43 representantes de diversos gobiernos y de las Naciones Unidas. La convención concluyó que el comercio de especies silvestres, como reptiles, elefantes y pájaros, es insostenible porque afecta la biodiversidad del África Central. Cultivar abejas y ratas ocupa menos tierra y no maltrata los terrenos forestales del continente, donde, según cifras de Oxfam, hay 239 millones de desnutridos. Y por su parte, el tráfico de especies silvestres en el centro de África produce US$72 millones anuales.

Para el secretario general de la convención, John E. Scanlon, “la lucha contra el impacto del comercio ilegal de carne silvestre es necesaria para conservar la diversidad de la vida salvaje”. Según afirmó Dorothy Nekesa, líder del proyecto en Kayunga, al diario ugandés The Monitor, la apicultura también es una alternativa para reforestar.

El cultivo de ratas, por su parte, ayuda a disminuir los niveles de dióxido de carbono, pues el ganado vacuno produce, según la FAO, el 18% de las emisiones tóxicas en el planeta. Además, estos animales son una fuente alta de proteínas y producen bajos niveles de grasa.

 

últimas noticias

BMW actualiza la serie F

El carro que busca competir con las aerolíneas