Se avecina la segunda ola invernal

El Ideam advirtió que las lluvias del segundo semestre serán más fuertes

El país aún no se recupera de las lluvias de comienzo de año y ya se registran nuevas emergencias por cuenta de las fuertes precipitaciones. Bolívar es uno de los departamentos más vulnerable.

Desde octubre del año pasado el número de damificados por el invierno no para de crecer. La cifra supera los 3 millones de personas que se vieron afectadas por derrumbes, inundaciones, avalanchas y desbordamientos. Pueblos enteros quedaron en ruinas como el caso de Útica (Cundinamarca) y Gramalote (Norte de Santander), destruidos por el lodo y los deslizamientos de tierra. El país todavía está en proceso de reconstrucción del peor invierno de su historia reciente, y aún así se tiene que preparar para una nueva temporada de lluvias mucho más fuerte y que, según las autoridades ambientales, empezará a mediados de septiembre y se extenderán hasta noviembre.

Yolanda González, encargada de la oficina de pronósticos y alertas del Ideam, asegura que el país quedó en un estado de alta vulnerabilidad después de la pasada ola invernal, e hizo un llamado para que la recuperación y mantenimiento de las zonas afectadas se haga con prontitud. A su voz se sumó la del director de esa entidad, Ricardo Lozano, quien afirmó que todavía hay poblaciones en alto riesgo, que deberían ser trasladas. Las regiones Caribe y Andina son las más vulnerables.

En departamentos como Bolívar, en donde las lluvias de comienzo de año dejaron 80.000 familias damnificadas, ya se comenzaron a escuchar las voces de alerta ante el súbito aumento en la creciente de los ríos. Según la Oficina de Atención y Prevención de Desastres de Bolívar, en las últimas semanas las aguas del Magdalena han incrementado unos 20 centímetros a la altura de la región de Las Lobas, al sur del departamento. “Las lluvias que se están registrando al norte, especialmente sobre el río Cesar y San Jorge están impactando la región momposina y Las Lobas”, explicó en Caracol Radio Edgar Larios, vocero de la entidad.
 
También continúan en alerta roja por inundaciones el río San Jorge, en el sur de Córdoba, que el pasado mes se desbordó afectado a 300 familias en los municipios de Buenavista, Puerto Libertador, La Apartada y Montelíbano. En las riveras del río Cauca también están prendidas las alarmas.

El director del Ideam hizo un llamado a los gobiernos y a los comités locales de emergencia, para que refuercen los planes de prevención. En sus palabras, todavía no hay estrategias concretas en las regiones para enfrentar los riesgos que está representando el invierno para Colombia.
 

289429

2011-08-04T13:09:21-05:00

article

2013-07-25T14:21:11-05:00

none

Redacción Vivir

Vivir

Se avecina la segunda ola invernal

35

2791

2826

Temas relacionados