El álbum de la selva

Acaba de publicarse el primer estudio fotográfico global de mamíferos con cámaras trampa, que revela la vida cotidiana de la vida salvaje en América, África y Asia.

En 52.000 fotos está contada la vida en la selva. La vida de 105 especies que habitan siete áreas protegidas de América, Asia y África. Es el primer estudio fotográfico global de mamíferos con “cámaras trampa” y devela, en palabras de sus propios autores, “una asombrosa variedad de animales en sus momentos más espontáneos, desde un diminuto ratón hasta el enorme elefante africano”. Su director, Jorge Ahumada, es colombiano.

Está la foto de un elefante en la reserva de Udzungwa, en Tanzania: el animal más grande captado por las cámaras, con unas cuatro toneladas de peso. Y en el otro extremo la pequeña musaraña de Brasil, que no supera los ocho centímetros. Está un gorila de montaña con su pequeño hijo, en Uganda. Una familia de pecaríes —pequeños cerdos salvajes— mirando fijamente la lente de la cámara, en Surinam. Gorilas. Pumas. Osos hormigueros.

Está la foto de un tapir —o danta— en Surinam y otras más del mismo animal en Brasil y Costa Rica. Si Jorge Ahumada tuviera que elegir entre todas las fotos, entre las 52.000, elegiría estas, las de los tapires. “Alcanzan el tamaño de una vaca, viven en los bosques. Me impresionó especialmente el de Costa Rica, porque es una especie amenazada. Habitualmente son muy difíciles de ver, yo caminé muchas selvas en Colombia y rara vez vi una danta”. Ahumada habla desde las oficinas de Conservation International en Washington, su cargo: ecologista de la Red de Evaluación y Monitoreo Ecológico Tropical (Team, por sus siglas en inglés).

Ahumada conoce bien la selva colombiana. Antes de graduarse como biólogo de la Universidad de los Andes ya se había internado en la Sierra de la Macarena para estudiar el comportamiento de los monos. Luego viajó a EE.UU. Hizo un doctorado en ecología y evolución en la Universidad de Princeton y regresó a la selva colombiana. Esta vez, al parque Tayrona, Santa Marta, a trabajar con aves. Pasó por la Universidad Javeriana —fundó el Laboratorio de Ecología de Poblaciones y dirigió el Departamento de Biología—, por las universidades de Georgia y Hawái.

Su siguiente puesto fue en Conservation International, en las mismas oficinas desde donde hoy habla para explicar que este estudio —publicado por el periódico científico Philosophical Transactions, de la Royal Society— empezó unos cuatro años atrás, con un proyecto de monitoreo que tomó varios meses planificar. “Tuvimos que escribir la metodología, elegir la tecnología apropiada e incluso esperar a que las técnicas evolucionaran hasta encontrar las cámaras que necesitábamos. En 2008 pusimos las primeras en la selva de Costa Rica. Luego vinieron Surinam, Brasil, Tanzania, Laos, Indonesia y Uganda”.

La metodología es la siguiente: eligieron inicialmente siete áreas protegidas que hubieran sido estudiadas en el pasado, que tuvieran ya una historia de investigación. Elegían el mes seco en cada región y allí ubicaban 60 cámaras —una cada dos kilómetros cuadrados— durante un mes. Cada año. Las primeras fotos, tomadas desde 2008 hasta 2010, ya fueron catalogadas por especie, tamaño corporal y otras características. Pero el estudio continúa, incluso la red de monitoreo ya fue ampliada a 17 puntos (Panamá, Ecuador, otro sitio en Brasil, dos sitios en Perú, Madagascar, Congo, Camerún, Malasia, India, entre otros).

Quizá la conclusión más importante de esta primera parte del gran estudio es la vulnerabilidad de algunas especies, amenazadas históricamente por la caza. “La caza excesiva reduce la capacidad de las áreas selváticas para almacenar carbono, puesto que esos animales son responsables de la dispersión de las semillas grandes con alta densidad de carbono. La disminución de la capacidad de las áreas selváticas para almacenar carbono significa una menor capacidad de las personas para aliviar los efectos del cambio climático”, indica el informe oficial.

292484

2011-08-17T22:07:30-05:00

article

2011-08-17T22:38:40-05:00

none

Redacción Vivir

Vivir

El álbum de la selva

30

3998

4028

Temas relacionados