Bahía Málaga, por fin Parque Nacional

Después de un largo proceso de negociación, el nido de las ballenas yubarta será protegido. Se creó un fondo por US$500.000.

Con la declaración de Bahía Málaga como el Parque Nacional Natural número 56, el ministro de Ambiente, Carlos Costa, puso punto final a una dilatada y compleja discusión entre los ambientalistas que reclamaban la protección de la zona en que anidan las ballenas yubarta y un grupo de empresarios del Valle que planeaban la construcción de un puerto de aguas profundas.

Las esperanzas de una decisión en este sentido se habían esfumado ante el inminente relevo de gobierno y la fuerte presión ejercida por los comerciantes e industriales vallunos. Por eso, faltando tan sólo dos días para que concluya el mandato del presidente Uribe, la noticia sorprendió a todos.

Con mapa en mano, el ministro Costa explicó que se trata de un área costera que abarca 47.000 hectáreas de una alta importancia biológica, por las 1.396 especies identificadas hasta el momento. Esto sin contar el valor que entraña la zona por la diversidad cultural de las comunidades negras asentadas allí y el potencial en términos de servicios ambientales que guarda. Oficialmente el parque recibió el nombre de Uramba-Bahía Málaga.

El ministro Costa también anunció que se concretó la creación de un fondo patrimonial, como el que ya existe para la protección del Parque Natural de Malpelo, que comenzará a operar con un total de US$500.000. WWF, Conservación Internacional y los Países Bajos son tres de los aportantes.

“Es una excelente decisión no sólo para Colombia, sino para toda la zona del Pacífico Este Tropical”, comentó Fabio Arjona, director ejecutivo de Conservación Internacional, una de las organizaciones que acompañaron el proceso.

Por su parte, Mary Lou Higgins, de WWF, se declaró contenta por el anuncio: “Ha sido un proceso largo y me parece que es muy importante cerrar este debate y abrir una nueva página para fortalecer la conservación en el país con directrices claras como esta”.

Julia Miranda, directora de Parques Nacionales, recordó que el compromiso con las comunidades locales es desarrollar proyectos de ecoturismo. “Queremos hacer de Bahía Málaga un polo de ecoturismo de fama mundial”, dijo.

Dentro de la zona declarada Parque Nacional no se incluyó el pequeño territorio donde actualmente está asentada una base de la Armada. Son aproximadamente 160 hectáreas. El ministro Costa aclaró que con la excepción queda “la posibilidad de desarrollar un proyecto portuario con fines turísticos o comerciales en el futuro, pero tendría que cumplir con altísimas exigencias ambientales”. Por ahora, y hasta que se desarrolle la tecnología adecuada, esa posibilidad queda descartada.