Las agujas milagrosas

La acupuntura se convirtió en un tratamiento efectivo para las mujeres embarazadas. Con tres sesiones logran calmar los dolores de espalda, garantizar un parto menos doloroso y recuperar la energía perdida durante el nacimiento del bebé.

Durante el embarazo las mujeres enfrentan cambios en su aspecto físico y emocional. A veces aparecen dolores de espalda, de pelvis, y en ocasiones hinchazón en los pies, síntomas que requieren un adecuado control prenatal para evitar dificultades durante el parto, prevenir malformaciones congénitas y facilitar una adecuada lactancia para la buena salud de la madre y el recién nacido.

Aunque la medicina ofrece tratamientos para estas molestias comunes durante la gravidez, la acupuntura ha logrado ganar terreno en este campo y brindarles a las futuras madres tratamientos, que manejados por profesionales, hacen más confortables los meses previos al nacimiento de su hijo.

Tak Sing Liu, médico chino y acupunturista, llegó a Bogotá a comienzos de la década de los 80 para dar a conocer una técnica milenaria que en su país ha dado excelentes resultados para tratar las desarmonías del cuerpo, la mente y el espíritu. Liu explica que no es frecuente el uso de la acupuntura en mujeres embarazadas, porque es peligroso colocar agujas en algunos puntos del organismo de la madre, debido a que estos pueden estimular contracciones en el útero y causar un parto prematuro.

Sin embargo, el doctor Liu manifiesta que la acupuntura puede calmar el dolor de espalda que sienten aquellas mujeres que tienen un abdomen muy grande, mejorar la circulación, facilitar la posición del feto preparándolo para el nacimiento y ayudar a relajar a la madre durante el parto, aliviando el dolor que producen las contracciones y concentrando la energía de los dos organismos para que el nacimiento sea más rápido de lo habitual.

Para lograr estos beneficios es suficiente con asistir a sesiones de acupuntura, en las que se dejan las agujas máximo 20 minutos. Pero además, explica Liu, las agujas se deben poner con suavidad, no pueden ser muy grandes y tampoco es


pertinente utilizar aparatos de electroestimulación, que funcionan para otro tipo de tratamientos. “Sólo así se evita el riesgo de adelantar el nacimiento o generar complicaciones futuras al niño”.

Secretos de la acupuntura

Después de años de práctica, Liu comprobó que en las mujeres embarazadas es indispensable que la acupuntura esté acompañada por una buena alimentación. En primer lugar no recomienda tomar o comer cosas muy frías, pues a largo plazo se debilita la energía vital que la madre necesita para ella y su hijo. Tampoco es partidario de que incluyan en su dieta frutas como el melón o la patilla. Lo ideal, dice, es aumentar el consumo de pescado, pollo, jengibre, cereales, verduras y frutas tonificantes como la uva, la papaya y el banano.

Pedro José Castro, médico de la Asociación de Médicos Investigadores en Terapéuticas Alternativas, comparte esta opinión y advierte que la medicina tradicional china combina el tratamiento con dieta y ejercicio adecuado, para garantizar el desarrollo del recién nacido.

Aunque los doctores Castro y Liu son cuidadosos con las pacientes que reciben y sólo les ponen las agujas en los puntos del cuerpo que no afectan la energía del bebé y de acuerdo a la semana de gestación en la que se encuentren, cuentan preocupados que han oído de personas a las que les ponen las agujas sin tomar en cuenta estas contraindicaciones.

Para evitar riesgos estos médicos, que atienden pacientes en un consultorio al norte de Bogotá, recomienda a las mamás cerciorarse que el médico acupunturista sea un profesional idóneo que tenga los certificados que exige el Ministerio de Protección Social, así como un consulto inscrito ante la Secretaria de Salud.

Una vez el bebé haya nacido, Liu aconseja a las madres la acupuntura para tonificar el cuerpo, ayudar a que los órganos regresen a su sitio, pero especialmente para que logren recuperar la energía que perdieron durante el parto y la gestación.

Aunque esta es una tendencia que hasta ahora comienza a seducir a las mujeres colombianas, Liu y Castro creen que la acupuntura en el embarazo, utilizada con responsabilidad, puede convertirse en una herramienta útil e indispensable durante el control prenatal.

[email protected]

últimas noticias

Fútbol sin arquero para ‘cracks’

El poder de la sugestión

Cusco es la ciudad preferida de Latinoamérica

Balance positivo del turismo en Colombia