“Las cirugías no son para adelgazar”

Emilio Aún Dau, presidente de la Sociedad Colombiana de Cirugía Plástica Estética y Reconstructiva, explica que generalmente cuando un paciente sufre de trastorno dismórfico corporal, el cirujano lo detecta en el momento de la consulta.

Entonces, el médico debe decidir qué le puede ofrecer a su paciente y si necesita o no la operación.

“Hay pacientes que vienen a arreglarse todo, los senos, la nariz, el abdomen. Pero si uno ve que, por ejemplo, los senos están en buena posición y no presentan alteración funcional, obviamente ese paciente no debe operarse”.

Para ello, según el doctor Aún Dau, existen unos criterios que los cirujanos aplican a la hora de decidir si una persona es o no candidata para una cirugía plástica. En la cara se determina qué tan caídos están los párpados, también existen medidas para otras partes del cuerpo, a las que se les mide la cantidad de grasa acumulada.

Aún Dau sostiene que muchas pacientes se obsesionan con el bisturí porque creen que pueden adelgazar a punta de operaciones, pero, según él, “hoy en día existen otros tratamientos para la perdida de esos grandes volúmenes de masa corporal”.

Temas relacionados
últimas noticias