El abecé de las cirugías

Los más de siete millones de pacientes que sufren complicaciones después de una cirugía han sido razón suficiente para que la Organización Mundial de la Salud (OMS) emita un comunicado en el que se enlistan la normas de seguridad básicas que los doctores deben seguir antes de realizar una intervención quirúrgica.

Indicaciones como marcar la zona de operación, consultar los antecedentes de alergias y contar el número de gazas y agujas utilizadas, son las recomendaciones que la OMS rescata con el rótulo de “principales” y que de ser cumplidas a cabalidad evitarían percances, muertes y discapacidades derivadas de errores médicos.

La organización también sugiere la presencia en la sala de cirugías de un coordinador que se encargue de todas las cuestiones logísticas para el conteo y la evaluación de todo el instrumental necesario.

La lista también es una advertencia preventiva ante la creciente tendencia mundial a la práctica de cirugías mayores (aquellas que requieren anestesia para hacer incisiones, extirpaciones y suturas). Alrededor de 234 millones de personas en todo el mundo asisten al quirófano cada año, algo así como una de cada 25.

El organismo internacional también es claro al asegurar que los problemas se presentan tanto en países desarrollados como subdesarrollados. Según palabras de Atul Gawande, cirujano y profesor de la Universidad de Harvard, “pese a que hubo importantes mejoras en las últimas décadas, la calidad y la seguridad de la atención quirúrgica han variado y comienzan a ser preocupantes en todas regiones del planeta”.

 

últimas noticias

Seat regresa más fuerte

Destinos recomendados para ver las estrellas