Epidemia de diabetes

La obesidad y el sedentarismo dispararon los índices de esta enfermedad en el mundo. Latinoamérica es una de las regiones más afectadas. Médicos proponen  campañas educativas de prevención para contrarrestar el problema.

Durante el 23, 24 y 25 de julio, médicos de todo el mundo, especializados en el tratamiento de la diabetes, se reunieron en San José de Costa Rica para analizar los resultados de los estudios más recientes sobre esta enfermedad realizados en Latinoamérica, Europa y Asia. Las conclusiones son alarmantes.

“Estamos ante una epidemia de grandes proporciones, que de no controlarse a tiempo traería nefastas consecuencias para la población mundial”, advirtió Julio Rosenstock, director del Centro Endocrino y de Diabetes de Dallas, Texas (Estados Unidos). El problema radica principalmente en la falta de campañas educativas y de prevención sobre esta enfermedad, pues además del componente hereditario, las personas sedentarias, con sobrepeso y una gran acumulación de grasa en el abdomen son más propensas a adquirirla.

Precisamente, uno de los hallazgos más preocupantes tiene que ver con la obesidad que está afectando gravemente a países como México y Estados Unidos. Pero lo más delicado es que ha aumentado el porcentaje de personas menores de 30 años que están siendo diagnosticadas con diabetes. “Usualmente esta enfermedad se diagnosticaba después de los 60. Sin embargo, se ha encontrado que la obesidad infantil ha incidido en el aumento del número de niños y jóvenes que sufren de este mal”, explicó Pablo Aschner, subdirector científico de la Asociación Colombiana de Diabetes y ex presidente de la Asociación Latinoamericana de Diabetes.

Y agregó que esta situación resulta alarmante, debido a que cada vez más personas tendrán que vivir durante más tiempo con esta enfermedad y por tanto, “estarán expuestas a mayores complicaciones y a llevar unas condiciones de vida difíciles durante años”. Por su parte, Alejandro Romero, médico endocrinólogo de Ciudad de México, reveló, durante este Congreso organizado por la farmaceútica Sanoffi Aventis, las cifras de un estudio realizado por el Centro Internacional de Diabetes en Latinoamérica, según el cual, el 60% de los pacientes no está siendo bien controlado.

Una problemática que de no solucionase a tiempo aumentaría el número de personas enfermas. De hecho esta investigación establece que si no se implementan medidas  inmediatas, en  2025 el número de pacientes llegará a los 366 millones en el mundo.

Dora Inés Molina, presidenta de la Federación Diabetológica colombiana, sostuvo que se trata de un problema de salud pública de grandes proporciones que requiere de un fuerte trabajo educativo tanto de prevención como de manejo de la enfermedad. “Muchas veces los pacientes están desinformados y no conocen la dieta que deben seguir o la cantidad de ejercicio que deben hacer todos los días”.

Para William Katta, médico internista y endocrinólogo de la Fundación Santa Fe, la epidemia de diabetes que afecta a Colombia y al mundo se debe en gran parte a los cambios en el estilo de vida. Katta no sólo hace referencia al problema de la comida chatarra y al sedentarismo, “sino al hecho de que en países como el nuestro la gente se está desplazando a vivir a las ciudades y esto ha hecho que la calidad de su alimentación disminuya”.

Para el grupo de médicos que asistió a este encuentro, resulta indispensable que los gobiernos  se unan para tomar medidas y trabajar en conjunto con los médicos y centros de salud. Sólo de esta forma podrá controlarse esta epidemia.

*Invitación Sanoffi Aventis

Temas relacionados