Ex alumnos famosos

El colegio Nueva Granada celebra sus 70 años. Con una visita al Hogar Nueva Granada, donde estudian niños de escasos recursos, inició la conmemoración del cumpleaños. Alrededor de 200 egresados se reencuentran en el evento.

Alrededor de 200 ex alumnos del colegio Nueva Granada en Bogotá se reúnen hoy para celebrar los 70 años de esta institución educativa, en la que pasaron su infancia y la mayor parte de su adolescencia. Los recuerdos de su época como estudiantes, de las travesuras, los desfiles de moda, las excursiones, los profesores cuchilla, las copialinas y capadas de clase formarán parte del plato fuerte de este encuentro presidido por el presidente Álvaro Uribe, el embajador de Estados Unidos William Brownfield, la ministra de Educación Cecilia María Vélez y el rector del colegio míster Barry Mc Combs.

Clara López, secretaria de Gobierno de Bogotá, no puede evitar sonreír cuando habla de sus días como porrista y miembro del equipo de básquet. “Éramos muy buenas. Contratamos un entrenador para que nos ayudara después de clases y nos íbamos a entrenar a un parque de la calle 80. Ganábamos todos los campeonatos y nuestro equipo era muy respetado por los demás colegios”.

Sin embargo, no todo en su vida de colegio fue alegría. A sus 6 años, Clara López soñaba con ser bailarina de ballet y en una Navidad sus profesores le avisaron que debía ensayar mucho porque iba a organizarse un evento para los padres de familia. Así que compró el tutú, las zapatillas y se preparó durante días para su debut. Pero al llegar a la presentación se dio cuenta de que se trataba de un coro de Navidad y que lo que tenía que hacer era ponerse un abrigo y cantar villancicos al lado de sus compañeros de curso.

Luego, cuando finalizó noveno grado, Clara López se fue a terminar sus estudios a Estados Unidos. Al llegar, sus profesores le advirtieron que debería presentar un examen y que lo más probable era que tuviera que repetir el año. Los resultados, sin embargo, fueron sorprendentes. A tal punto que le permitieron saltarse un curso y pasar directamente a grado 11.

El Nueva Granada es un colegio bilingüe y sus alumnos salen hablando inglés, precisamente éste fue uno de los factores que le permitieron a Clara López ser promovida de curso en E.U. Pero además, los alumnos que lo deseen, también pueden aprender mandarín, francés o portugués. El modelo educativo es similar al de los colegios norteamericanos, en donde se busca que los estudiantes desarrollen al máximo su potencial de acuerdo con las necesidades de aprendizaje de cada uno. “Por esta razón, no todos los niños tienen que leer el mismo texto o contestar el mismo examen”, explica míster Mc Combs.

Manitas creativas

La diseñadora María Luisa Ortiz no ha podido olvidar su época de patito feo. Entre risas cuenta con desparpajo lo traumático que fue el día cuando le recetaron gafas para su problema de miopía y su mamá le compró unas gigantes de marco rosado. Y como si fuera poco, tan sólo unos meses después le tuvieron que poner frenillos y su mamá también decidió peinarla como la princesa Leia de la Guerra de las Galaxias.

Aunque en el colegio María Luisa todavía no había explorado su faceta de diseñadora, siempre participó en los desfiles de moda. Un privilegio que, según ella, tuvo gracias a sus piernas largas. Para esta joven diseñadora los profesores son uno de los mayores tesoros del Nueva Granada –todos tienen un currículo avanzado y el Ministerio de Educación los invitó a participar en la dirección de un proyecto de formación en educación bilingüe–, sin embargo, recuerda con terror a Miss Barrera. “Era tan brava, que el primer día de clases me salí del colegio llorando hasta la casa de mis tíos. No quería regresar”.

Por los salones del Nueva Granada también pasaron los diseñadores Amelia Toro, Esteban Cortázar y Álvaro Reyes, el publicista José Miguel Socolov, el periodista y codirector de El Tiempo Enrique Santos, la actriz Carolina Gómez, Nohra Puyana de Pastrana, Carolina Barco, embajadora de Estados Unidos y Alicia Arango, secretaria privada del presidente Uribe, entre muchas otras figuras de la vida nacional.

Míster Mc Combs reconoce que el éxito profesional es una de las constantes de los egresados del colegio y le atribuye esto a la educación personalizada que reciben y a que son formados como líderes desde que ingresan a preescolar. Además, confiesa el secreto del Nueva Granada: educar la mente, nutrir el espíritu y fortalecer el cuerpo.

Centro de aprendizaje

Desde hace 30 años funciona en el colegio el ‘Learning Center’. Un lugar para los alumnos que tienen problemas de aprendizaje, de comportamiento e incluso algunos sufren de retardo mental. Cerca de 40 profesores se encargan de trabajar con este grupo de niños y jóvenes para que logren nivelarse académicamente. Además, reciben un acompañamiento emocional, con el fin de prevenir que sufran de depresión o de soledad y aprendan a manejar las dificultades que tienen que sortear durante su niñez y adolescencia.

‘‘Tenemos alumnos que antes de graduarse están tomando clases de nivel universitario”.

Barry Mc Combs, rector

Temas relacionados