“Lo que hago es vivir la pájara vida”

El biólogo colombiano Luis Germán Naranjo se ha dedicado a estudiar y proteger las aves y los ecosistemas en donde habitan.

Luis Germán Naranjo era apenas un adolescente cuando salía con sus amigos, durante los fines de semana o las vacaciones, a recorrer pantanos para cazar patos. Una práctica social que en los años 70 estaba considerada como un ritual para “hacerse hombre”. Después de todo, reconoce Naranjo, “quienes crecimos en esa época lo hicimos leyendo autores como Julio Verne, Emilio Salgari, Rider Haggard y Edgard Rice Burroughs, y alimentamos nuestros delirios con las aventuras de expedicionarios y cazadores decimonónicos”.

Desde muy joven, Naranjo fue testigo del deterioro de varios humedales y, por consiguiente, de la desaparición de bandadas completas de patos. Esto lo animó a cambiar el rumbo de su vida y a dedicarse a luchar por la preservación de las aves y los ecosistemas en donde habitan. Con el paso del tiempo también fue cautivado por la belleza de los pájaros de los pantanos del norte del Valle del Cauca y sintió una enorme curiosidad por conocer las particularidades de cada uno, así que se dedicó a disecarlos y a llenar libretas con dibujos de las especies que lograba identificar. Luego, comparaba estos apuntes rudimentarios con los especímenes exhibidos en las vitrinas del Museo de Historia Natural de Cali.

Poco a poco se fue formando como ornitólogo de la mano de su mentor, el padre Antonio Olivares., quien solía decirle “lo que hacemos  nosotros es vivir la pájara vida”. Entró a estudiar Biología en la Universidad Jorge Tadeo Lozano y posteriormente hizo un Magíster en Ecología Animal y Ph.D. en Ecología Evolutiva en la Universidad del Estado de Nuevo México. Su amor por las aves lo llevó a realizar largos viajes por Suramérica, África y Europa, durante los cuales también sacó tiempo para estudiar ecosistemas como los humedales.

Su trabajo investigativo ha estado enfocado en las aves acuáticas. De hecho, su primera investigación consistió en realizar el inventario de aves marinas y playeras del Litoral Caribe colombiano. Pero Naranjo también participó en proyectos de ecología de comunidades, historia natural y comportamiento sexual de las aves terrestres. Una labor que ha combinado escribiendo artículos científicos sobre los pájaros.

Naranjo ha hecho una gran labor como ornitólogo, director de programas internacionales de la American Bird Conservancy, miembro del consejo directivo de la Sociedad de Ornitología Neotropical y actualmente como director de conservación ecorregional de WWF Colombia. Pero sólo se le llena el pecho de orgullo cuando habla de la escuela para la investigación de aves acuáticas que fundó en Colombia hace algunos años.

Aunque reconoce el esfuerzo de los organismos nacionales e internacionales por proteger los pájaros que habitan en Colombia, no oculta su preocupación porque en el país del mundo más rico en especies de aves, el 10% de éstas se encuentran amenazadas. Una situación que resulta igual de desalentadora en el caso de los humedales.

El trabajo de Luis Germán Naranjo ha dado frutos durante más de 30 años, su dedicación les ha salvado la vida a decenas de aves colombianas y ha garantizado la supervivencia de varios humedales. Sin embargo, él mismo reconoce que ésto no es suficiente y que sólo la implementación de una política nacional puede salvar definitivamente los pájaros y sus ecosistemas.

[email protected]

Temas relacionados

 

últimas noticias

Papitas nativas con hogao y queso paipa

Tesoros cantábricos

Cinco planes imperdibles en Guatapé