La mafia del lado oscuro

La noticia sobre el fin de el D.O.M Team (Dark Owned Mafia) corrió como un virus por la red el pasado 17 de mayo.

La policía española había atrapado a Ka0x, an0de, piker y xarnuz. Los periodistas estaban sorprendidos. Ninguno de los cinco “temibles” hackers sobrepasaba los 24 años (cinco porque bajo el pseudónimo de an0de se escondía dos hermanos).

Según la Brigada de Investigación Tecnológica de la Policía, el D.O.M Team era uno de los más activos de la red. En tan sólo dos años habían hackeado más de 21.000 dominios. Entre ellos, la página web del Ministerio de Comunicaciones de Colombia (eso no es raro), la Nasa, la Compañía Nacional de Teléfonos de Venezuela, el Instituto de Tecnología de Massachusetts, así como dominios del gobierno chino.

En la página de la Izquierda Unida, en España, se burlaron de todos colocando una caricatura de Rajoy y Zapatero en un apretón de manos.

Aunque se exponen a penas de uno a tres años de cárcel, la policía reconoció que no sacaban provechos económicos de sus travesuras. Tampoco información. Sólo dejaban inservibles por unos días las páginas de sus víctimas y por supuesto, estampaban su firma.

Pero entre toda esta historia, lo que más llamó mi atención fue la confesión de KaOx a los periodistas españoles:  “Siempre me han gustado los ordenadores, cuando me puse en internet me di cuenta de que hablar sólo por el Messenger era aburrido.

Buscando en Google vi temas de hacking, programación, libros de computación... después me hice un foro y empecé a conocer a gente de bastantes países”. KaOx tiene 16 años. Hace dos, conoció a an0de a través de un chat. Por su propia cuenta se convirtió en un experto en seguridad informática y ha escrito manuales para otros usuarios.

¿Antes de planear castigos, no se debería pensar en aprovechar estos talentos?

 

Temas relacionados