Paciente terminal gana apuesta

Jon Mattews, un inglés de 58 años, a quien sus médicos le diagnosticaron un agresivo cáncer, apostó 5.000 dólares a que sobreviviría más allá del tiempo pronosticado por los galenos.

Mattews comentó esta semana al periódico inglésThe Guardian que “habían dicho que no hiciera planes para navidad, pero aquí sigo todavía”.

En abril de 2006, doctores del Hospital Harefield (en Middlesex, Inglaterra) le diagnosticaron un cáncer conocido como mesotelioma y asociado a la alta exposición al asbesto. Por lo general, los pacientes con este diagnóstico no viven más allá de 25 meses.

Mattews sobrepasó este límite y la agencia de apuestas William Hill no tuvo más remedio que pagar la apuesta convenida, en la que las probabilidades eran 50 a 1 a que Mattews fallecía antes de este límite. “Nunca antes, en treinta años en este negocio, me había sentido tan complacido de pagar una apuesta a un cliente”, comentó el vocero de la casa de apuestas, quien añadió que aceptaron la extraña apuesta pues sabían que podría convertirse en un estímulo para que Mattews luchara por salir adelante.

Según el paciente, la mitad del dinero la donará a una fundación que lucha contra el cáncer y la otra mitad la gastará en su cuidado y caprichos. Dijo que siempre soñó con practicar bungee jump.

 

Temas relacionados

 

últimas noticias