Alimentos orgánicos: ¿no son tan sanos?

Estudio británico afirma que esos productos no son más saludables que el resto. Se enciende la polémica.

Una investigación reciente, financiada por la Agencia de Estándares Alimenticios de Inglaterra (FSA, por su sigla en inglés), afirma que la comida orgánica no es ni más sana, ni presenta diferencias nutricionales significativas frente al resto de los alimentos producidos de manera convencional.

En el documento, elaborado por el London School of Hygiene and Tropical Medicine, y publicado este jueves en el American Journal of Clinical Nutrition, se hace una revisión de todo el material publicado acerca de la cantidad de nutrientes que se encuentran en los alimentos orgánicos y en los alimentos convencionales durante los últimos 50 años. Según el doctor Alan Dangour, líder de la investigación, estos datos les permitieron concluir que “no hay evidencia clara de que el consumo de comida orgánica, basándose en el contenido nutricional, es beneficioso para la salud”, le dijo el científico al periódico inglés The Guardian.

Sin embargo, varios expertos han criticado duramente los resultados del trabajo y han calificado sus conclusiones como sesgadas. En palabras de Peter Melchett, director de políticas de la Asociación del Suelo británica, “el estudio no dice que la comida orgánica no es buena, sólo que, bajo sus criterios, no hay evidencia de que sí lo es”.

Un análisis financiado por la Unión Europea, que fue desarrollado en conjunto por 31 universidades y centros de investigación, y cuya finalización fue en mayo de este año, concluyó lo contrario al trabajo elaborado por Dangour y su equipo: los alimentos orgánicos presentan niveles nutricionales más altos que la comida producida tradicionalmente; además, la cantidad de químicos tóxicos y metales, como el cadmio y el níquel, es inferior en los productos orgánicos.

Los críticos de la investigación financiada por la FSA aseguran que sus resultados se basan en la omisión del peso que pesticidas y herbicidas, entre otras sustancias, tienen en el desarrollo del alimento. Al respecto, Dangour, líder del estudio, le dijo a la agencia EFE que “es posible que los alimentos orgánicos tengan menos residuos de pesticidas, pero es algo que no formaba parte de nuestra investigación”.

Al respecto, Gill Fine, defensora del consumidor de la FSA, concluyó: “Este estudio no muestra que la gente no debe consumir alimentos orgánicos. Lo que pone en claro es que la diferencia nutricional, si la hay, entre lo orgánico y lo demás es mínima y que no hay evidencia de beneficios extras para la salud por consumir este tipo de comida”.

 

últimas noticias

Una aventura 4x4 por Quindío

El dinero sí da felicidad