Reinventando la naturaleza humana

En Linz, Alemania, artistas y científicos imaginaron el futuro del hombre.

Un híbrido entre el genoma de una petunia y los genes de un artista. Esqueletos de criaturas imaginarias. Máquinas para purificar la orina y convertirla en agua lista para beber. Una granja del futuro y pies modificados para adaptarse a distintos terrenos. En su edición número 30, el Festival Ars Electrónica, que se celebra en Linz (Alemania), decidió invitar a artistas, científicos y al público en general a discutir y explorar un polémico tema: la manipulación de la naturaleza humana y la revolución digital.

“Estamos entrando en una nueva era de la Tierra: antropoceno”, señalaron los organizadores del Festival, refiriéndose a una época en que la masa humana está provocando una influencia irreversible sobre el planeta, “explosión demográfica, cambio climático, envenenamiento del ambiente y las aventuras espaciales son algunos de los símbolos de este desarrollo”.

“Naturaleza humana” fue bautizada la exposición central del Festival que concluye hoy. Una misma pregunta aglutinó a expositores y participantes: ¿Cómo los hallazgos y métodos científicos cambian la forma en que vemos el mundo y a la humanidad?

Para uno de los invitados, el artista norteamericano Eduardo Kac, la ciencia le ha dado al hombre el poder divino de manipular la vida. Su propuesta, uno de los platos fuertes del evento, fue una planta a la que mezcló algunos de sus genes. “Una plantanimal, una nueva forma de vida que llamo Edunia y es de mi creación, una flor producida por ingeniería genética que es un híbrido de mí mismo y de una petunia. La Edunia expresa mi ADN exclusivamente en sus venas rojas”, explicó Kac en entrevista con periodistas.

Temas relacionados