Polémica por videojuego de Haití

El ‘boom’ de la violencia en la web.

Aunque los videojuegos de guerras, misiones secretas, asesinatos y combates son bastante populares entre los aficionados a las consolas, su auge nunca había sido tan alto como ahora en internet, en donde se pueden descargar de manera gratuita más de 11.500 juegos llenos de sangre y destrucción. Así lo reveló un informe realizado por el Centro Simon Wiesenthal, Estados Unidos, que busca llamar la atención de las autoridades sobre el exceso de contenidos intolerantes y homofóbicos que incitan al odio en la web.

Abraham Cooper, vicedecano de esta institución de origen judío y autor principal de la investigación, advirtió que uno de los videojuegos que más les llamó la atención y que mayor polémica ha despertado entre los cibernautas es el del terremoto de Haití. La misión de los jugadores es matar a los sobrevivientes de esta catástrofe natural. Y aunque es un portal muy visitado, las críticas que ha recibido son bastante fuertes, al punto que en muchos lugares su acceso ha sido bloqueado.

A este videojuego se suma otro en el que se obtienen puntos por asesinar a los inmigrantes ilegales que están intentando atravesar la frontera para llegar a Estados Unidos; el de un grupo de extremistas que les enseña a sus reclutas a fabricar artefactos explosivos; La búsqueda de Bush, que consiste en matar al ex presidente de los Estados Unidos y varios más que, según Cooper, promueven la intolerancia hacia los homosexuales al darle puntos al jugador por insultarlos, golpearlos o empujarlos.

“Se trata de expresiones que llaman al odio y que le hacen mucho daño a nuestra sociedad”, aseguró con preocupación Cooper durante la rueda de prensa en la que se presentaron las conclusiones de este informe sobre la violencia en la web, que evidencia que Facebook y Twitter también han empezado a formar parte de esta tendencia.

“Grupos como ‘el día nacional de patear a un pelirrojo’ o ‘me encanta pegarles a los indios’ cada vez cobran más fuerza y transmiten un mensaje errado”, concluyó Cooper, quien hizo un llamado a las autoridades a que tomen medidas al respecto para evitar que las nuevas generaciones sigan recibiendo estímulos que fomentan su agresividad y perjudican terriblemente la tranquilidad de la comunidad.

últimas noticias