Cazador de tendencias

A pesar de sufrir de una enfermedad en los ojos que lo hace ver distorsionado, Gustavo Carvajal recorre el mundo descubriendo productos y estilos.

Cuando cumplió 17 años, Gustavo Carvajal se dio cuenta de que sufría una extraña enfermedad en la córnea que lo hacía ver el mundo de una manera distinta. Hasta ese entonces había creído que sus familiares y amigos veían como él, es decir, cada objeto o persona multiplicado por 13.

Después de comprender y aceptar su situación con la ayuda de un médico y de su familia, ingresó a la Universidad Externado de Colombia a estudiar administración de empresas. Luego, viajó a Estados Unidos, en donde se especializó en el área de mercadeo. Durante muchos años trabajó para Sony elaborando creativas campañas para promocionar series y películas, pero hace ocho años renunció a su cargo para dedicarse a cazar tendencias.

Se trata de una profesión inusual a la que Carvajal le ha sabido dar un aire distinto gracias a su discapacidad visual, que con el tiempo se convirtió en su fortaleza, “pues me permite ver el mundo con otros ojos”, asegura siempre que algún curioso le pregunta cómo hace para descubrir objetos y estilos si no puede leer ni distinguir las formas ni los colores.

De hecho, para poder trabajar cuando está en la oficina después de sus viajes de campo alrededor del mundo, Carvajal compró un computador que no necesita teclado sino que responde a comandos de voz. Así que lo único que tiene que hacer es sentarse cómodamente y dictarle a la máquina.

Durante uno de sus viajes, Carvajal descubrió el potencial de los productos ecológicos y orgánicos y contribuyó al éxito que hoy tienen en el mercado las carteras y billeteras elaboradas con papeles de paquetes o de etiquetas de bebidas como las de Coca-Cola. En otra ocasión, encontró la magia de las pulseras de caña flecha que enamora a compradores americanos y europeos.

También se topó con un diseñador que ha elaborado varios prototipos de portapapeles y billeteras hechas con cajas de jugo (ver foto) y decidió utilizar una de ellas para conocer la reacción de la gente. “Todo el mundo se sorprende y gracias a ello es que muy pronto el producto estará en las tiendas”.

Carvajal ha logrado tanto reconocimiento como cazador de tendencias que frecuentemente lo invitan a dictar charlas. Esta vez, su público son los estudiantes del Colegio de Estudios Superiores de Administración (Cesa), quienes ayer y hoy disfrutaron de las atrevidas ideas de Carvajal. “Algunas se convierten en éxitos del mercado y generan muchísimo dinero, otras nunca ven la luz pero están llenas de historias de personas que sueñan con que su creatividad e ingenio sean reconocidos”. 

Temas relacionados