"No tengo nada que decirle a Uribe": Ingrid Betancourt

Frente al operativo en contra de 'Raúl Reyes', en la frontera con Ecuador, dijo que "las cosas se pudieron hacer de otra manera".

En diálogo con Caracol Radio, la ex candidata presidencial Íngrid Betancourt, aseguró que no tiene nada que decirle al presidente Álvaro Uribe, en relación a sus procedimientos para lograr que se hagan efectivas la liberaciones de secuestrados en poder de las Farc, especialmente la del cabo Pablo Emilio Moncayo, a quien las Farc ya le prometieron la libertad.

Dijo además que confía y respeta los procedimientos de Uribe, así como cree en las  bondades del Primer Mandatario para que se llegue a un entendimiento con las Farc, y lograr de esa manera más liberaciones por parte de ese grupo guerrillero.

En una extensa charla con la cadena radial, recordó momentos especiales del día de su liberación, como que por ejemplo que "pasé un mal rato cuando vi los helicópteros", que posteriormente la traerían de regreso a la libertad.

Calificó la 'operación jaque' de extraordinaria y felicitó nuevamente a los integrantes de la misma, por su valentía al lograr engañar a las Farc, para lograr la liberación no sólo de ella, sino la de otras 14 personas en cautiverio.

Aseguró que es fundamental la liberación de las demás personas en cautiverio para poder seguir viviendo con tranquilidad y adelantó que en 2010 espera tener a la venta su libro, en el cual piensa plasmar cada una de sus vivencias mientras duró secuestrada.

"Cada lector se va  a vestir de Íngrid y va a sentir lo que sentía, los dolores, las humillaciones, las tristezas... quiero que la gente entienda lo que es perder la libertad", dijo.

Con relación a la orden de captura emitida en Ecuador en contra del ex ministro de Defensa, Juan Manuel Santos, aseguró que "hay que encontrar los canales diplomáticos y tener la grandeza de aceptar nuestros errores (...) las cosas se pudieron hacer de otra manera".

Antes, desde Francia, la ex secuestrada emitió un comunicado en el que resaltó que se debe hacer más para lograr la liberación de las personas que permanecen en cautiverio y lanzó un llamado para luchar contra ‘la indiferencia y el olvido’.

"Pablo Emilio Moncayo y otros 21 compañeros míos esperan de nosotros milagros", señaló Betancourt en alusión a los 22 secuestrados que las Farc consideran canjeables por medio millar de sus guerrilleros encarcelados.

Betancourt permaneció secuestrada durante seis años y medio, y por eso puntualiza que "hacer lo que nos es posible no es suficiente, hay que ir más allá de lo posible. Con la unión de nuestra energía, de nuestras plegarias, de nuestras reflexiones y de nuestra acción podremos mover la montaña de la indiferencia y del olvido".

"Me resulta demasiado cruel pensar que nuestra liberación pueda ser utilizada como justificación para dejar en el olvido a los que sufren todavía", señala al recordar la operación militar que le permitió a ella y a otros secuestrados de la guerrilla recuperar la libertad.

Agradece a todos los que intervinieron en esa operación y a los que la hicieron posible: "pido al cielo que cubra de la protección de Dios a todos esos hombres y mujeres".

Cita a los jefes de Estado de toda Latinoamérica, que después de haber intercedido para su liberación "han puesto en la cumbre de sus agendas la causa de la libertad de los rehenes todavía en actividad".

También se felicita de que "las más altas autoridades francesas no se hayan vuelto nunca indiferentes a la suerte de los rehenes", y a ese respecto indica que en unos días llegará a Francia un primer grupo de ex cautivos que van a beneficiarse del programa de becas prometido por el presidente francés, Nicolas Sarkozy, precisamente cuando Betancourt fue liberada.

La ex candidata presidencial, que estuvo muy presente en los medios de comunicación en las semanas que siguieron a esa liberación, ha desaparecido prácticamente en los últimos meses de esa escena mediática.

 

últimas noticias

Polifonías del miedo