La audiencia que dejó libre a Noguera