14 Feb 2021 - 3:49 p. m.

Cerca de 20 familias llegaron desplazadas al casco urbano de Ituango

Amenazas encontradas de las Autodefensas Gaitanistas (Clan del Golfo) y las disidencias habrían obligado a estas familias a salir de sus tierras.

Ituango, en el norte de Antioquia, ha sido uno de los municipios de Antioquia que más ha sido afectado por el conflicto, con excepción de aquellos del Bajo Cauca Antioqueño. En esta zona actualmente operan dos grupos armados: disidencias de las Farc y la Autodefensas Gaitanistas de Colombia, más conocidas desde la parte oficial como Clan del Golfo.

Precisamente las amenazas de estos dos grupos habría sido la razón de la salida de cerca de 20 familias de las veredas de El Quindío, Quebrada del Medio, Las Arañas y El Alto del Limón hacia el casco urbano de Ituango. Según las primeras informaciones, mientras que una de estas agrupaciones armadas obligaba a tener confinada a la comunidad, otra de estas agrupaciones les exigió que abandonaran sus viviendas.

En diálogo con El Espectador, el alcalde Mauricio Mira confirmó el desplazamiento de cerca de 46 personas y señaló que fue producto de unas llamadas hechas en la mañana de este sábado donde desconocidos les decían a los presidentes de acción comunal que tenían que salir de la zona. Tras reportarse estos hechos, se activó el protocolo para evitar el desplazamiento.

Al final, solo una de las cinco veredas se desplazó hacia el casco urbano de Ituango. Allí habrían llegado cerca de 46 personas en las horas de la noche. De acuerdo al alcalde Mira, estos se habrían hospedado en las casas de familias del municipio y tendrían la intención de volver a sus hogares en la jornada de este domingo.

Este hecho también fue denunciado por José Miguel Vivanco, director de Human Right Watch. A través de su cuenta de Twitter, Vivanco pidió medidas urgentes por parte de los ministerios del Interior y Defensa pues cerca de 120 familias estaban en riesgo de desplazamiento en las cinco veredas mencionadas anteriormente.

De acuerdo a organizaciones sociales de la zona, el panorama es bastante complejo. Disidencias de las antiguas Farc y las Autodefensas Gaitanistas se han venido enfrentando por el control de esta estratégica zona, que conecta con Córdoba, el Urabá Antioqueño y el Bajo Cauca.

En esta ocasión, las disidencias habrían llamado a la población para que se desplazara la comunidad y así tomar pleno control de la zona para minarlo. Por otro lado, los Gaitanistas habrían prohibido cualquier desplazamiento para así garantizar poder esconderse dentro de la población civil. Las autodefensas amenazaron con quemar casas y matar a los que se desplazaran.

La población civil está entre dos grupos que les dan órdenes encontradas y que en ambas situaciones han amenazado directamente con quitarles la vida. Según la Red de Organizaciones Sociales y Campesinas del Norte y Bajo Cauca, este panorama lleva así desde hace 6 meses, cuando las disidencias sacaron del Nudo del Paramillo a los también conocidos como el Clan del Golfo.

Esto ha llevado a una dura confrontación que ha implicado a acciones armadas en contra de la población civil, que incluyen varios asesinatos y masacres. En el marco de esta situación fue que ocurrió el desplazamiento y las amenazas a cinco veredas de Ituango.

Aunque fue en el último semestre que la situación se agudizó, el panorama en la población ha estado complejo desde hace más de un año. El 24 de enero de 2020, la Defensoría emitió una alerta temprana advirtiendo que la “dinámica de conflicto armado en la que el riesgo para población civil se ha exacerbado”.

Luego, un mes después, 24 de febrero de 2020, más de 800 personas de las veredas de Ituango se desplazaron hasta el casco urbano debido a la amenaza paramilitar y de las disidencias. En ese momento, habría sido las Autodefensas Gaitanistas los que habrían obligado al desplazamiento de esta población. Desde entonces, el choque entre disidencias y Clan del Golfo han dejado en el medio a la población civil y ha llevado a que ahora, un año después, nuevamente salgan desplazados los habitantes de algunas de las veredas de Ituango.

Comparte: