19 Mar 2020 - 2:00 a. m.

Corrupción en Córdoba, punto de partida del cartel de la toga que terminó en principio de oportunidad

El testimonio de un empresario cordobés sobre el desfalco durante la gobernación de Alejandro Lyons fue la información que le ofreció el entonces fiscal Gustavo Moreno al exmandatario regional para cobarle a cambio de frenar sus procesos ante la Corte Suprema. Lo que dijo también terminó dando coletazos en la investigación del asesinato de Jairo Zapa.

José David Escobar Moreno / @JoseDEM18 / jescobar@elespectador.com

El exgobernador de Córdoba, que se encuentra en Estados Unidos desde abril de 2017, es testigo protegido de la DEA.  / Archivo El Espectador
El exgobernador de Córdoba, que se encuentra en Estados Unidos desde abril de 2017, es testigo protegido de la DEA. / Archivo El Espectador

El capítulo inicial del expediente del cartel de la toga fueron las grabaciones que Alejandro Lyons hizo de manera encubierta para la DEA, entre mayo y junio de 2017, al entonces fiscal anticorrupción Gustavo Moreno y a su socio, el abogado Leonardo Pinilla en Miami (Estados Unidos). En esas conversaciones a Lyons le exigieron $400 millones para que le frenaran varios procesos penales que tenía en la justicia colombiana, por el desangre a las finanzas de Córdoba mientras fue gobernador. Luego, fue Moreno quien reveló nombres de la supuesta red de corrupción que funcionaba en la Corte Suprema para torcer procesos contra grandes políticos y en la que eran partícipes magistrados del alto tribunal. (El golazo de Alejandro Lyons con los dineros de Córdoba)

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.