15 Nov 2020 - 11:43 p. m.

Defensoría rechazó el asesinato del líder indígena Genaro Isabare Forastero en el Chocó

La víctima fue raptada en su territorio ancestral por hombres armados y. dos días después. la comunidad encontró su cuerpo sin vida en una zona boscosa cercana al resguardo.
 En la zona operan los Grupos Armados Organizados (GAO) ELN y Clan del Golfo, los cuales, en su plan de expansión por el control de las rutas del narcotráfico, asesinan a las autoridades indígenas que se oponen.
En la zona operan los Grupos Armados Organizados (GAO) ELN y Clan del Golfo, los cuales, en su plan de expansión por el control de las rutas del narcotráfico, asesinan a las autoridades indígenas que se oponen.
Foto: Agencia AFP

El líder indígena Genaro Isabare Forastero fue retenido por actores armados el pasado jueves 12 de noviembre en la comunidad indígena embera Dobida de Ecevede, del resguardo Ankozó Catrú y Dubasa, ubicado en el Alto Baudó (Chocó). Dos días después, la comunidad encontró su cuerpo sin vida, confirmando que el líder fue torturado y posteriormente asesinado. En las últimas horas, la Defensoría del Pueblo emitió un trino, a través de su cuenta de Twitter, “exigiendo a los actores armados respeto por la vida e integridad de la población civil”.

El caso ya había sido denunciado por el alcalde del municipio del Alto Baudó (Chocó) y a través de un comunicado de las autoridades indígenas del Gobierno Mayor, en el cual dieron a conocer que el pasado jueves a las 4:00 de la tarde, Forastero fue sacado del resguardo indígena Ankozó Catrú Dubasa al cual pertenece. Dos días después, el 14 de noviembre, se confirmó su asesinato en zona boscosa cercana a su comunidad.

Al parecer, el crimen fue perpetrado por grupos al margen de la ley como el Clan del Golfo o las Autodefensas Gaitanistas. El alcalde del Alto Baudó, Ulises Palacios, le dijo a las autoridades que la comunidad del resguardo recogió el cuerpo y sus familiares le dieron sepultura. En la zona operan los Grupos Armados Organizados (GAO) ELN y Clan del Golfo, los cuales, en su plan de expansión por el control de las rutas del narcotráfico, asesinan a las autoridades indígenas que se oponen a la presencia de hombres armados en sus territorios.

El asesinato del líder también fue replicado por el expresidente de la Organización Nacional Indígena de Colombia (ONIC), Armando Valbuena.

Según el medio local El Baudoseño, el líder venía desempeñándose como docente de la comunidad, pero este año no continúo esta labor por cuenta de las amenazas que le venía haciendo un grupo armado. Agrega dicho medio que en el Alto Baudó los resguardos indígenas están siendo vigilados en sus territorios por actores al margen de la ley y viven un confinamiento permanente para salvaguardar sus vidas.

Recibe alertas desde Google News