Publicidad
12 Oct 2020 - 9:35 p. m.

Disidencias de las Farc insisten en que la guerrilla mató a Álvaro Gómez Hurtado

El grupo armado comandado por el disidente “Iván Márquez” reiteró en un comunicado que al dirigente conservador lo asesinaron las extintas Farc. “Ninguna de las hipótesis sobre los móviles y autores de la muerte de Álvaro Gómez Hurtado era cierta”, escribieron.
Los familiares de Álvaro Gómez no le dieron crédito a la versión de los exmiembros del Secretariado.
Los familiares de Álvaro Gómez no le dieron crédito a la versión de los exmiembros del Secretariado.
Foto: Archivo

Reapareció la disidencia de la extinta guerrilla de las Farc comandada por Iván Márquez. En esta oportunidad, para reiterar una declaración de los exjefes guerrilleros que sí dejaron las armas: que fueron ellos quienes ordenaron y ejecutaron el asesinato del dirigente conservador Álvaro Gómez Hurtado. “Ninguna de las hipótesis sobre los móviles y autores de la muerte de Álvaro Gómez Hurtado era cierta, y ninguno de los que de una u otra manera habían sido implicados tenían que ver con tal suceso”, dijeron los disidentes en un comunicado.

(Lea también: “Yo ejecuté la orden de asesinar a Álvaro Gómez”: Carlos Antonio Lozada)

Sobre la muerte de Gómez Hurtado ha habido un puñado de teorías. Sin embargo, la que venía cogiendo fuerza en la justicia era que lo había matado el cartel del Norte del Valle, con ayuda de agentes de la Policía. Esta hipótesis la respaldó la Fiscalía cuando declaró que el crimen era de lesa humanidad, por lo que no prescribirá, y bajo esa idea estaba llevando las investigaciones. Hasta que la semana pasada salieron tres exjefes de las Farc, entre ellos el senador Carlos Antonio Lozada, a atribuirse la autoría del asesinato del excandidato presidencial y cabeza de la Asamblea Nacional Constituyente.

Como contó El Espectador, al parecer lo que precipitó a los jefes del ahora partido político FARC a reconocer su participación en el magnicidio fueron las disidencias. Según una versión que conoció este diario, Márquez tenía planeado contarle al país que a Gómez Hurtado lo mató la guerrilla para desacreditar a sus excompañeros que sí dejaron las armas y a la Jurisdicción Especial para la Paz (JEP). Ahora, desde la selva, la disidencia explicó las supuestas razones que llevaron al secretariado de entonces a decidir matar al líder conservador.

(Lea también: El dosier de la única condena por el crimen de Gómez Hurtado)

“Desde el Congreso de la República, fue el primero en promover la idea de la liquidación militar de los campesinos perseguidos por la violencia de los años 40 y 50, ubicados en la región de Marquetalia, en el sur del Tolima”, asegura el comunicado. Agregan, por ejemplo, que con sus declaraciones Gómez Hurtado supuestamente promovió la doctrina de seguridad nacional que criminalizó la protesta social por años en el país. Y, “fue uno de los enemigos acérrimos de la reforma agraria impulsada mediante el Frente Nacional”.

En el comunicado agregan: “Falsas, entonces, eran las versiones de paramilitares como Éver Veloza (alias HH), de narcos como Santa Lopesierra y Luis Hernando Gómez Bustamante (alias Rasguño), que pretendieron incriminar, por ejemplo, al expresidente Ernesto Samper Pizano, seguramente con la premeditada determinación de sacar sucios dividendos políticos”. Y es que la versión con la que venía trabajando la Fiscalía, de que el crimen lo ejecutó el cartel del Norte del Valle la dio Rasguño, exmiembro de esa organización criminal, desde una cárcel en Estados Unidos.

(Vea: Los secretos de por qué mataron a Álvaro Gómez)

Según su relato, él mismo presenció cuando Orlando Henao, el hombre del overol, le contó al excomandante de las Autodefensas, Carlos Castaño, que había sido él quien ordenó halar el gatillo, en estas palabras: “Hermano, lo que pasa es lo siguiente: el doctor Álvaro Gómez estaba ambientando un golpe de Estado dentro de los militares y los grandes ricos de Bogotá. Entonces el Gordo [Ernesto Samper] y Horacio [Serpa] mandan la razón de que hagamos lo que sea para parar a Gómez, que porque si hay un golpe militar van a coger a todo mundo y que ellos también temen de una extradición”.

No obstante, según el partido FARC, y ahora según la disidencia de Márquez el crimen lo ejecutó la guerrilla. En entrevista a este diario, el senador Lozada dijo: “La orden la dio el secretariado y la recibí de Jorge Briceño, que era el comandante a quien yo le atendía órdenes. Esa orden se transmitió a través mío y la ejecutó un comando de cuatro personas de la Red Urbana Antonio Nariño”.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.