30 Jul 2015 - 2:51 a. m.

La casa de los excesos de Tapia

La que hasta febrero de este año fue la residencia del condenado excontratista Emilio Tapia, era del narcotraficante Juan Ramírez, alias “Manicomio”.

Santiago Martínez Hernández

Una casa en el norte de Bogotá, en la cual el condenado excontratista Emilio Tapia Aldana vivió hasta febrero de 2014 y en la que realizó descomunales fiestas a las que asistían modelos y reconocidos cantantes vallenatos, ya está en poder de la Fiscalía. Sin embargo, el inmueble de la Hacienda San Simón, avaluado en casi $3.000 millones, no le pertenecía a Tapia: era de los hijos de Juan Carlos Ramírez Taborda, alias Manicomio, el jefe de pilotos del narcotraficante Daniel El Loco, Barrera . Ambos purgan una condena en EE.UU. Por haber comprado la casa con dineros ‘sucios’, las autoridades embargaron la casa y otros 11 bienes que valdrían $30.000 millones en total, en el marco de un proceso de extinción de dominio que se adelanta contra Manicomio. (Vea en imágenes: Emilio Tapia, en la casa de los excesos)

Tapia es conocido por su responsabilidad en el desfalco a las arcas del Distrito durante la administración de Samuel Moreno y, aunque el allanamiento de esta lujosa casa, que fue escenario de conciertos privados, tiene que ver con el proceso contra alias Manicomio, uno de los elementos que hoy investiga la Fiscalía es si existía algún vínculo entre el testigo estrella del carrusel de la contratación en Bogotá y el jefe de pilotos de El Loco Barrera. El punto de partida es que el bien era administrado por la Inmobiliaria Aldana, propiedad de la tía de Tapia, Carmen Aldana. “Por el momento no se ha establecido relación alguna entre Carmen Aldana y Emilio Tapia con Manicomio, por lo que no se puede afirmar que exista algún ilícito”, indicaron fuentes del ente investigador.

Pero este no es el único hecho que relaciona a Tapia con Manicomio: antes de vivir en la casa de la Hacienda San Simón, el contratista ocupó otro inmueble en Bogotá que era propiedad del narcotraficante. Fuentes de la Dirección de Fiscalías Especializadas para la Extinción de Dominio indicaron que se trata de una vivienda ubicada en la calle 125 con carrera séptima, también administrada por Inmobiliaria Aldana y que fue embargada en la primera ocupación que hicieron las autoridades a los bienes de Manicomio en 2013. En esa oportunidad se le secuestraron 75 propiedades.

Según explicó la Fiscalía, la forma en que descubrieron que Manicomio tenía más propiedades ocultas en Colombia fue en febrero de 2014, fecha en la que se recapturó a Emilio Tapia y a su socio Carlos Joly Herrera. En esa oportunidad, los investigadores revisaron a quién pertenecía la propiedad en la Hacienda San Simón y encontraron que estaba a nombre de los hijos de Manicomio, quienes no podían justificar ser los dueños ya que eran menores de edad y no ostentaban tales fortunas. Asimismo, en esa diligencia se incautó un computador en el que hallaron fotos y videos de las fiestas que Tapia y Herrera realizaron en esa propiedad.

No es sorpresa que Tapia haya estado rodeado de excesos. Siempre se le recriminó su estilo de vida extravagante, porque a pesar de haber aceptado su responsabilidad en el carrusel de la contratación seguía dando muestras de derroche de dinero. En esas fotos y videos encontrados en el computador de Carlos Joly Herrera, se ve a los artistas vallenatos Iván Villazón y Peter Manjarrés dando conciertos privados en la vivienda de Tapia. Es más, según el análisis de la Fiscalía, en uno de los videos se escucha a Peter Manjarrés agradecer a su compadre Carlos Joly Herrera, y manifestar textualmente: “Emilio. Te admiro a nivel personal, porque eres una persona de Dios. Yo te lo dije hoy.... Así que ya sabes”.

Otras de las imágenes que fueron encontradas en el computador son de Tapia y Herrera en distintas fiestas con modelos, del contratista dando entrevistas en distintos medios de comunicación, de sobres con dinero en efectivo y de viajes a Estados Unidos. Además, también se descubrieron imágenes de fiestas en yate y conversaciones de Herrera con distintos personajes sobre sus negocios ya que era representante legal de Geos Construcciones. Carlos Joly Herrera también tenía fotografías junto a reconocidas mujeres de la farándula como la modelo Angélica Jaramillo, exprotagonista de novela.

Estas fotos, además de ser parte de la evidencia recolectada contra Tapia y Herrera, es la muestra clave de la vida de lujo que se daban ambos hombres. La casa en la Hacienda San Simón ya está en poder de la Fiscalía y dejó de ser el centro de eventos de Tapia y compañía. Los vecinos, quienes constantemente se quejaban por las reiteradas fiestas y conciertos privados, dejaron de tener a un “vecino molesto”. Por ahora continuarán las pesquisas para establecer si Tapia –o alguno de sus familiares– y Manicomio llegaron a tener vínculos comerciales.

Emilio Tapia permanece detenido mientras siguen los procesos en su contra relacionados con el carrusel de la contratación. Continúa como testigo de procesos claves del gran desfalco a Bogotá, como el de Samuel Moreno y de varios concejales.

Temas relacionados

Emilio Tapia
Comparte: