12 Dec 2019 - 11:10 p. m.

Llaman a juicio a excongresista que le habría exigido parte de su sueldo a miembros de su UTL

La Corte Suprema acusó al exrepresentante Luis Enrique Salas Moisés del delito de concusión. El ahora procesado estuvo en el congreso desde 1998 hasta 2010 representando al Partido Nacional Cristiano.

Redacción Judicial

iStock
iStock

La Sala de instrucción de la corte Suprema acusó al exrepresentante por el Partido Nacional Cristiano Luis Enrique Salas Moisés del delito de concusión. Los cargos en contra del político y pastor son por supuestamente exigirles a dos miembros de su Unidad de Trabajo Legislativo (UTL) que le dieran parte de los sueldos que les habían sido pagados.

De acuerdo con algunos testimonios relacionados con el caso, el dinero exigido le era entregado a la esposa del político, que también era la representante legal de la iglesia que pastoreaba el excongresista, que perdió su investidura en 2011 tras un fallo del Consejo de Estado. Aunque los implicados aseguraron que se trataba de diezmos, pagados voluntariamente, los miembros de la UTL dijeron que se trataba de una exigencia de la pareja.  

Precisamente por una situación muy similar fue que Salas Moisés perdió su investidura en 2011. En ese momento, los dos exmiembros de su UTL iniciaron una acción de pérdida de investidura ante el Consejo de Estado debido a que el político y pastor supuestamente les exigía parte de sus salarios para contribuir al crecimiento del movimiento político del que era líder. Este dinero habría sido pagado a la esposa de Salas, que lo registraba como dineros pagados por diezmos. Esto último valiéndose que varios miembros de UTL pertenecían a la congregación del pastor y pagaban voluntariamente esta contribución.  

(Puede ver: Corte Suprema absuelve al exsenador Plinio Olano en investigación por Odebrecht)

Durante el proceso en el Consejo de Estado, Salas Moisés y su esposa presentaron testigos que aseguraron que los giros hechos por ambos exmiembros de su unidad legislativa se trataban del pago por unos muebles y electrodomésticos. Por estos bienes, según los testigos, le habrían hecho a la pareja dos giros por un valor total de $1.570.000. Estos dineros fueron consignados a una cuenta personal del político y a la cuenta de la iglesia.

Sin embargo, los testimonios presentados se contradecían y sobre los pagos a la última cuenta, tanto el excongresista como su esposa, señalaron que se trataba de los diezmos entregados por los miembros de su UTL que también eran miembros de la congregación religiosa. Sin embargo, los accionantes aseguraron que los pagos irregulares exigidos por el pastor eran disfrazados de contribuciones para la iglesia.

Además de denunciar al pastor por cobros en su contra, los dos accionantes señalaron que Luis Enrique Salas obligaba a los miembros de su UTL a trabajar en su iglesia. Incluso, señalan los accionantes, que el político les exigía que hicieran labores de su iglesia durante el horario laboral dispuesto por el congreso. Esta versión fue confirmada por varios allegados que señalaron que varios miembros de la UTL desempeñaban labores religiosas a la par.

(Además: Congresista León Fredy Muñoz enfrentará en libertad proceso por narcotráfico)

“Con los testimonios relacionados quedó demostrado que el representante Salas Moisés incumplió las disposiciones de orden constitucional, legal y reglamentario que le obligaban a asignar a los miembros de su unidad de trabajo legislativo labores de tipo administrativo o técnico relacionadas con el ejercicio de su labor legislativa, para destinarlos durante el tiempo en el cual debían cumplir esas funciones, al ejercicio de actividades políticas de su interés personal”, señaló el Consejo de Estado en su decisión de 2011.

Con estos dos elementos, el Consejo de Estado, el 20 de septiembre de 2011, decidió decretarle la pérdida de investidura al político, debido a que destinó a parte de su UTL a labores fuera de las establecidas por los manuales de funciones y por ordenarles pagar a varios de sus empleados una cuota de sus sueldos como forma de sostenimiento para el movimiento político que lideraba.

(Puede ver: Antonio Guerra “aceptó adherirse a la empresa criminal” de Odebrecht: Corte Suprema)

Según el Consejo de Estado, Salas Moisés “indujo a los miembros de su unidad de trabajo legislativo a hacer contribuciones a su favor y a través suyo, a favor del movimiento o partido político al cual pertenece y destinó indebidamente los dineros públicos con los cuales se pagaban los salarios de aquéllos a actividades ajenas a las que debían cumplir en apoyo de la labor legislativa que correspondía al Representante”.

Es precisamente este caso, el de exigirle dineros a miembros de su UTL, el que tiene al excongresista Luis Enrique Salas Moisés adportas de afrontar un proceso judicial ante la Corte Suprema de Justicia. En un proceso administrativo, el político perdió su investidura, ahora falta ver qué pasará en la vía penal.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.