Publicidad
11 Jan 2021 - 3:34 p. m.

Los primeros movimientos contra el narcotráfico internacional en Colombia durante 2021

En manos del ministerio de Relaciones Exteriores está la extradición de tres ciudadanos: una colombiana, un francés y un guatemalteco, además de pedidos por narcotráfico en diferentes cortes en América y Europa. A principio de año fue incautado material de guerra de alianzas entre narcos colombianos y centroamericanos.
Pascal Matos Linares (izquierda) pedido por la justicia española y Harol Orlando Saldaña (centro) pedido por Estados Unidos en extradición.
Pascal Matos Linares (izquierda) pedido por la justicia española y Harol Orlando Saldaña (centro) pedido por Estados Unidos en extradición.
Fiscalía
Pascal Matos Linares (izquierda) pedido por la justicia española y Harol Orlando Saldaña (centro) pedido por Estados Unidos en extradición.
Pascal Matos Linares (izquierda) pedido por la justicia española y Harol Orlando Saldaña (centro) pedido por Estados Unidos en extradición.
Foto: Fiscalía

En diligencias judiciales llevadas a cabo en Cartago (Valle del Cauca) y en Medellín (Antioquia), la Fiscalía capturó a dos extraditables que estaban siendo buscados mediante notificación roja de la Interpol en 194 países. Se trata de Pascal Matos Linares, de nacionalidad francesa, y Gloria Patricia Giraldo, colombiana, solicitados por sus supuestos vínculos con el narcotráfico. Así como ellos, un ciudadano guatemalteco fue capturado el pasado 5 de enero en el aeropuerto El Dorado.

El ciudadano francés, Pascal Matos Linares, fue ubicado en Valle del Cauca. En su contra hay un requerimiento para comparecer ante la Sección Cuarta de la Audiencia Provincial de Girona (España), para el cumplimiento de dos sentencias condenatorias: una de siete años y seis meses de prisión; y otra de tres años y nueve meses, ambas por un “delito contra la salud pública en la modalidad de sustancias que causan grave daño a la salud”, explicó la Fiscalía.

Lea también: Así se movió el narcotráfico en Colombia durante 2020.

De acuerdo con la orden de captura emitida por el ente investigador, Matos Linares fue ubicado en Colombia tras ser sentenciado por la justicia española, por su participación en una red de narcotráfico y, además, estar involucrado en el hallazgo de cocaína y otros estupefacientes en dos inmuebles en la ciudad de Figueres, en España, en 2011.

Por su parte, Gloria Patricia Giraldo fue ubicada en el Aeropuerto Internacional José María Córdova, en Medellín. La mujer colombiana es requerida por las autoridades peruanas por, supuestamente, integrar una estructura criminal responsable del envío de clorhidrato de cocaína, impregnada en cuero sintético, que caía en manos de la ciudadanía del país andino.

“Por estos hechos, la Segunda Sala Penal Liquidadora Permanente de Callao (Perú), la solicita para que responda en juicio por el delito de tráfico ilícito de drogas”, agregó la Fiscalía. De acuerdo con la última comunicación, el ministerio de Relaciones Exteriores comunicó ambas capturas a las embajadas de España y Perú, respectivamente, para que formalicen los pedidos de extradición.

Así mismo, el pasado 5 de enero las autoridades colombianas capturaron a Harol Orlado Saldaña Natareno, de nacionalidad guatemalteca, quien es requerido por la Corte del Distrito Sur de California, Estados Unidos, como posible responsable de delitos relacionados con narcotráfico y concierto para delinquir. El presunto criminal fue localizado en el Aeropuerto El Dorado y, tras la captura, su trámite de extradición está siendo gestionado por la embajada norteamericana.

Lea también: Capturan en El Dorado a guatemalteco pedido en extradición por Estados Unidos

De acuerdo con el director de la Dijín, el general Fernando Murillo, Saldaña Natareno tenía fuertes relaciones con el frente disidente de las Farc Oliver Sinisterra, para el envío de clorhidrato de cocaína a trasvés de lanchas go fast, sumergibles y semisumergibles. La Policía señaló que la estructura supuestamente manejada por el guatemalteco tenía la capacidad de enviar periódicamente alrededor de 18 toneladas de cocaína a Centroamérica, que luego llegaba a Estados Unidos.

La captura de Saldaña Natareno se presentó un día después de la incautación de material de guerra, en aguas del sector de Puerto Cañón (La Guajira), de alianzas entre mafias colombianas y centroamericanas. De acuerdo con el recuento de la Fiscalía, una lancha rápida fue interceptada con ocho fusiles, 16 proveedores plásticos y 475 cartuchos, que irían a parar al grupo armado Clan del Indio.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. cookies. cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar