Publicidad
12 Jun 2020 - 11:00 p. m.

Piden declarar de lesa humanidad crimen de líder campesino de la UP Julio Poveda Gauta

Integrante del partido comunista y de la UP, Julio Alfonso Poveda fue asesinado por sicarios el 17 de febrero de 1999.
Integrante del partido comunista y de la UP, Julio Alfonso Poveda fue asesinado por sicarios el 17 de febrero de 1999. Foto: Cortesía Semanario Voz
Integrante del partido comunista y de la UP, Julio Alfonso Poveda fue asesinado por sicarios el 17 de febrero de 1999. Foto: Cortesía Semanario Voz
Foto: Semanario Voz

Julio Alfonso Poveda Gauta nació en Iconozo (Tolima) e inició de adolescente la vida política en las juventudes agrarias de la región del Sumapaz y se formó como un líder campesino de la zona. Ayudó a fundar la Federación Sindical Agrícola y la Confederación Sindical de Trabajadores de Colombia y desde el año 1987 se desempeñó como gerente de la Federación Nacional de Cooperativas Agropecuarias. Integrante del Partico Comunista y militante de la Unión Patriótica, Poveda fue asesinado el 17 de febrero de 1999 cuando se movilizaba en su vehículo en Bogotá.

El hecho ocurrió en la mañana mientras esperaba que el semáforo cambiara, cuando tres personas que se movilizaban en una moto le dispararon en repetidas ocasiones. Los representantes de víctimas acaban de pedirle que el crimen se declare de lesa humanidad a la fiscal 75 de la Dirección Especializada contra las violaciones a los Derechos Humanos en un documento de 25 páginas en poder de El Espectador.

La petición firmada por la abogada Yessica Hoyos del Colectivo de Abogados José Alvear Restrepo, da cuenta de varios hechos que enfrentó Poveda Gauta de persecución a su actividad política y enmarca el crimen en la persecución y exterminio de la Unión Patriótica. De acuerdo con los testimonios de su esposa, fue detenido durante el Gobierno del presidente Turbay y torturado. “Le dejó serias secuelas en la columna", dijo. El documento explica, además, que su trabajo era reconocido en la región del Sumapaz.

“La persecución y posterior asesinato del líder agrario y dirigente de la Unión Patriótica Julio Alfonso Poveda Guata, reúne cada una de las condiciones descritas para que sea declarado como crimen de lesa humanidad, toda vez que su homicidio fue perpetrado, con conocimiento de causa, en el marco de un ataque generalizado y sistemático contra la población civil, en específico, contra los militantes de la Unión Patriótica, el Partido Comunista Colombiano y contra aquellos civiles que ejercían un activo liderazgo social y sindical”, dice la petición.

El documento agrega que el crimen fue “basado en móviles discriminatorios, por razones políticos e ideológicas”. En primer lugar, la abogada explica que al momento de su asesinato (tenía 72 años), Poveda trabajaba en la Federación Nacional de Cooperativas Agropecuarias dando capacitaciones, era sindicalista y militante de la UP y del partido comunista siendo, en criterio de los peticionarios, estas condiciones lo que llevaron a su crimen.

A esto se suma que para la época las cifras de violencia política aumentaban y el contexto social del momento perseguía las ideologías de izquierda, bajo la teoría contrainsurgente. “Esta política se extendió durante toda la década de los 90’s, particularmente en el trimestre del año 1999, en el cual fue asesinado Julio Poveda, el número de víctimas se incrementó en 136, mientras que la cantidad de hechos aumentó sólo en 17, por el recurso a las masacres, comparado con el último trimestre de 1998”, dice la petición.

“La dimensión de la persecución a la Unión Patriótica se observa en al menos 6.528 víctimas de hechos de violencia ocurridos en 28 de los 32 departamentos del país, durante el período 1984 y 2006. De este número de víctimas, 1.679 fueron mujeres y 4.849, hombres. Los homicidios representan la principal modalidad con 3.136 casos, seguidos de desapariciones forzadas con 514 registros, 130 personas torturadas, 224 detenciones arbitrarias, 501 amenazas, 129 judicializaciones infundadas, 290 tentativas de homicidio, 1.601 casos de desplazamiento forzado y 9 casos de violencia sexual contra mujeres, aunque falta develar otras formas de violencia, tortura y violencia sexual contra ellas”, sigue el documento.

La petición recuerda que en 2012 el Consejo de Estado condenó a la Nación, representada en el Ministerio de Defensa, la Policía Nacional y al Departamento Administrativo de Seguridad por el crimen; que Poveda había recibido múltiples amenazas y que el caso UP está en trámite en la Corte Interamericana de Derechos Humanos. “Es necesario que se adelante esta investigación bajo los lineamientos de un Crimen de Lesa Humanidad, es decir visto el crimen no de manera aislada, sino al contrario ubicarlo en contexto e donde generalmente quienes cometieron estos crímenes, hacían parte de una empresa criminal conjunta, que buscaron exterminar a los miembros de la Unión Patriótica”.

Síguenos en Google Noticias

 

Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.