15 Jun 2021 - 5:49 p. m.

Piden que caso Dilan Cruz sea suspendido en la justicia penal militar

La Corte Constitucional señaló que mientras se estudia una tutela presentada por la familia del joven que murió en 2019 luego de recibir el impacto de un artefacto disparado con una truflay del Esmad de la Policía. El recurso pide que el caso sea llevado por un juez de la justicia ordinaria y no por uno militar.

La Corte Constitucional acaba de pedirle al Juzgado 189 de Instrucción Penal Militar suspender el proceso que se adelanta en ese despacho contra un miembro del Esmad que impactó con su escopeta truflay al estudiante Dilan Cruz en medio de los disturbios del 23 de noviembre de 2019. Días después el joven de 18 años murió en el hospital San Ignacio en Bogotá. La determinación del alto tribunal se da a raíz de que la familia de Cruz interpuso una tutela en contra de la decisión que tomó la Sala Disciplinaria de la Judicatura en diciembre de 2019, enviando el expediente de a la justicia penal militar, un hecho que, según la familia de las víctimas, no brinda garantías al proceso judicial.

Lo último: Una estatua de Dilan Cruz fue puesta en la plazoleta de la Universidad del Rosario

“Ordenar al Juzgado 189 de Instrucción Penal Militar suspender provisionalmente la actuación que adelanta contra el Capitán de la Policía Nacional, Manuel Cubillos Rodríguez, por la muerte de Dilan Mauricio Cruz Medina. Mientras el proceso permanezca suspendido no podrán practicarse pruebas, no correrán términos y tampoco podrán adoptarse decisiones de fondo. La suspensión permanecerá vigente hasta en el momento en el cual la Sala Plena de la Corte Constitucional adopte una decisión definitiva sobre la acción de tutela de la referencia”, dice el documento de 14 páginas del que fue ponente la magistrada Diana Fajardo.

Y agregó el alto tribunal que “Existen fundamentos jurídicos razonables para estimar que la demanda de amparo tiene vocación aparente de viabilidad. En efecto, de las circunstancias de hecho que rodearon la muerte de Dilan Mauricio Cruz Medina, prima facie se aprecian elementos mínimos que permiten considerar la posibilidad de que la conducta del uniformado deba ser conocida por la Jurisdicción Penal Ordinaria y no por la Jurisdicción Penal Militar (...) En efecto, la continuación del proceso penal por la muerte del hijo de la accionante ante una jurisdicción que podría no representar su juez natural - mientras se decide la acción de tutela-, comporta riesgos de afectación”.

Antecedentes: “Él estaba en el lugar y momento equivocado”: oficial del Esmad que le disparó a Dilan Cruz

Hace pocas semanas, Human Rights Watch y Robert F. Kennedy Human Rights le recordaron a la Corte Constitucional que Colombia tiene un antecedente similar al de Dilan Cruz: el caso de Johnny Silva, estudiante de la Universidad del Valle en 2005, muerto a manos del Esmad. Al estudiarlo, la Comisión Interamericana de Derechos Humanos le dijo al Estado: “Las jurisdicciones especiales, como la militar, no constituyen un foro apropiado y por lo tanto no brindan un recurso adecuado para investigar, juzgar y sancionar posibles violaciones a los derechos humanos consagrados en la Convención Americana, tales como el derecho a la vida, presuntamente cometidas por miembros de la fuerza pública”.

En mayo pasado, el periodista Daniel Coronell y este diario revelaron detalles de un informe elaborado por la Fiscalía y que para la familia de Dilan Cruz tergiversa y exculpa al capitán Manuel Cubillos Rodríguez. Para la defensa de Cruz, “las conclusiones del referido informe han incurrido en errores insalvables como sustentar sus afirmaciones sobre la base de evidencias no obrantes en la foliatura y, por otro lado, bajo el fundamento de interpretaciones parciales y descontextualizadas que omiten el análisis integral de todas las evidencias testimoniales, en especial de quienes estaban en el lugar de los hechos y percibieron de manera directa la ocurrencia de las circunstancias que confluyen con el homicidio”.

Así reconstruye el informe el instante del disparo: “Dilan Cruz, en actitud de huida gira a su izquierda y empieza a correr hacia el oriente por la calzada norte de la calle 19. El capitán Cubillos continúa su marcha por la calzada sur. Realiza cuatro pasos hacia la izquierda. En ese momento, en posición táctica, acuna el arma a la altura de sus hombros, apunta y proyecta su posición hacia el costado nororiental de la carrera 4. De inmediato, el capitán Cubillos dispara hacia donde se hallaba la turba, y retoma dinamismo en avance. Cuando Dilan Cruz se desplazaba sobre el paso peatonal de la calzada norte, ingresa de manera repentina en el ángulo de visión previamente establecido por el tirador, se cruza en la línea de tiro, recibe el impacto y cae al suelo”.

La defensa también asegura que el informe de la Fiscalía construyó un contexto incompleto de lo ocurrido. Omitió, por ejemplo, el testimonio de uno de los presentes, que le narró al ente investigador cómo un compañero del capitán Manuel Cubillos que caminaba a su lado por la calle 19 le dijo, segundos antes de que este último disparara: “Dele, papi, al que sea, dele, dele”. Según los abogados del joven Cruz, esto demostraría que el disparo del uniformado no se dirigía a la “turba” de manifestantes, ni buscaba disuadirlos, sino que tenía la intención clara de herir a quienes les estaban devolviendo las latas de gases lacrimógenos.

Comparte:

Inscríbete a Nuestros Newsletter

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarte, aceptas nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
Para tener acceso a todos nuestros Newsletter Suscríbete