Publicidad
6 Oct 2020 - 1:00 a. m.

Policía revalúa riesgos de los magistrados que ordenaron detención de Álvaro Uribe

Los juristas que ordenaron la detención del expresidente Álvaro Uribe expresaron a la Policía sus inquietudes por el incremento de mensajes de odio y señalamientos falsos en su contra. Ven también la intención de varios congresistas del Centro Democrático de llevarlos a control político, a pesar de que esa figura no aplica para jueces. No se han recibido amenazas.
A pesar de que los magistrados no pueden ser objeto de control político por el Congreso, 15 senadores enviaron a la Corte extensos cuestionarios sobre la vida privada y laboral previa a su llegada al alto tribunal. /Cristian Garavito
A pesar de que los magistrados no pueden ser objeto de control político por el Congreso, 15 senadores enviaron a la Corte extensos cuestionarios sobre la vida privada y laboral previa a su llegada al alto tribunal. /Cristian Garavito

La Sala de Instrucción de la Corte Suprema de Justicia le solicitó al director de la Policía Nacional, general Óscar Atehortúa, la revaluación del grado de riesgo y vulnerabilidad de todos sus integrantes y sus grupos familiares. Los magistrados están preocupados por el aumento de un tono hostil en su contra en mensajes en redes sociales y algunos enviados directamente a sus teléfonos, que atribuyen a recientes decisiones de relevancia nacional —entre ellas la orden de detención del expresidente Álvaro Uribe Vélez. ¿Qué está pasando?

En una carta enviada el pasado 4 de septiembre al director de la Policía, conocida por El Espectador, la Sala de Instrucción expuso la situación en estos términos: “En los últimos meses hemos proferido providencias que, a no dudarlo, han tenido alta sensibilidad en la opinión pública. Noticias replicadas por los medios de comunicación y redes sociales. Tal situación, en principio normal, nos empieza a preocupar, pues venimos observando que algunas publicaciones o comentarios de diversas personas van acompañados de indiscriminados señalamientos de toda índole, tales como afinidad o pertenencia a la guerrilla, a la delincuencia, insultos, agravios y epítetos descalificantes, entre muchos otros ultrajes”.

Recibe alertas desde Google News