12 Aug 2021 - 11:21 p. m.

Unidad de Búsqueda localizó 19 fosas clandestinas en los Montes de María

La institución que busca y localiza personas dadas por desaparecidas, durante el conflicto armado, encontró 19 fosas en esa región del Caribe, donde podrían reposar restos de víctimas de bombardeos y de reclutamiento forzado.

La Unidad de Búsqueda localizó 19 fosas clandestinas, donde reposaría un número indeterminado de cuerpos que podrían pertenecer a víctimas de desaparición forzada durante el conflicto armado. La acción humanitaria se llevó a cabo en los Montes de María (Sucre y Bolívar), zona de histórico interés guerrillero y paramilitar.

Lea también: Unidad de Búsqueda toma muestras biológicas para dar con más de 100 desaparecidos

Según la investigación, en la región se presume reposan los cuerpos que víctimas de bombardeos y de reclutamiento forzado, tanto de personas que participaron en las hostilidades y civiles inocentes. Para la ubicación de estas 19 fosas se contó con la información de las comunidades y firmantes del Acuerdo de Paz, quienes siguen revelando información a los organismos nacientes del Sistema Integral para la Paz.

“El hallazgo de estas fosas fue posible gracias a la información acopiada por la Unidad de Búsqueda en el desarrollo de la investigación extrajudicial adelantada en el territorio, y representa una esperanza para los cientos de familias del departamento de Sucre que buscan a sus familiares desaparecidos”, explicó Luz Marina Monzón, directora de la Unidad de Búsqueda.

Para llevar a cabo la investigación, durante dos semanas la Unidad desplegó un equipo de antropólogos forenses, topógrafos, fotógrafos e investigadores. Los Montes de María son una zona de especial interés para la institución, pues durante años fueron foco de la guerra en Colombia. Solo en Sucre, entre 1958 y 2016, el conflicto dejó más de 2.000 hechos de desaparición. Los municipios más afectados fueron San Onofre, Sincelejo, Ovejas y Coloso.

Historia de vida: Mujer dada por desaparecida hace 20 años se reencontró con su familia

De acuerdo con Verdad Abierta, hacia finales de los ochentas se crearon pequeñas cuadrillas paramilitares en distintos puntos de Sucre, específicamente en las regiones de El Golfo, las Sabanas y la Mojana. En el Carmen de Bolívar operaba La Mano Negra y en Sincelejo, La Cascona, agrupación paramilitar en el listado denunciado ante el Congreso, por el ministro de Gobierno César Gaviria, en 1987.

A la par, guerrillas como el MIR-Patria Libre y las Farc se hicieron con bastas regiones en los Montes de María. “La primera masacre, según lo ha documentado el investigador José Francisco Restrepo de la Corporación Universitaria del Caribe (Cecar) en Sincelejo, fue en septiembre de 1992, en El Cielo, un pueblito de Chalán. Hombres armados que aún hoy no se sabe si fueron guerrilleros o paramilitares, entraron a la casa de una familia Yepes Parra y mataron a ocho personas”, agrega el portal.

Según la Fundación Ideas para la Paz (FIP), solo entre 1998 y 2002, en Bolívar se presentaron 45 masacres, que dejaron como resultado 235 víctimas. En ese periodo, en Sucre se perpetraron 21 masacres, con un saldo de 127 asesinatos. La mayoría fue obra de grupos paramilitares. Durante la época, las Farc se concentró en secuestrar ciudadanos como método de financiamiento y, cuando el Gobierno los combatió, iniciaron una ofensiva contra la infraestructura vial y productiva.

“Según la Vicepresidencia de la República entre 1990 y 2002, el 69% de las acciones armadas (contra la infraestructura) fueron realizadas por las Farc, el 14% por el Eln, el 9% por las Autodefensas y el 8% restante por otras guerrillas no identificadas. El 36% de las acciones se aglutinaron en los municipios del El Carmen de Bolívar, San Jacinto, María la Baja y Zambrano. En Sucre, el número de acciones tiende a ser menor, pero sobresalen los municipios de Ovejas y San Onofre”, agregó la FIP.

Lea también: “Urge dejar de negar la desaparición de personas en las protestas”: Unidad de Búsqueda

De acuerdo con la fundación, el clímax de la confrontación armada entre guerrilleros y paramilitares se dio en el 2.000. Entre ambos grupos se disputaron los corredores naturales para el tráfico de drogas y de armas. La FIP denuncia que las Autodefensas se aliaron con unidades militares del Ejército y la Infantería, lo que acrecentó el accionar terrorista de las guerrillas. Para entonces, Rodrigo Mercado, alias Cadena, era el jefe del Bloque Héroes de los Montes de María de las Auc.

Comparte: