Kim Kardashian y Kanye West, polémicos en el Met

A muchos no les gustó la actuación del rapero en la gala del Museo de Nueva York, y otros tantos criticaron el vestido de la celebridad.

Kanye West y Kim Kardashian en la Gala Met 2013.
Kanye West y Kim Kardashian en la Gala Met 2013.AFP

El rapero Kanye West fue una de las estrellas musicales elegidas para que se subiera al escenario en la Gala Met de este año y amenizara el evento a los invitados que acudieron a la gala celebrada el pasado lunes en Nueva York, en la que se rindió homenaje al punk. (Ver alfombra roja).

Sin embargo, su actuación no agradó ni a muchos de los asistentes ni a los organizadores, ya que el rapero escogió canciones todavía poco conocidas de su nuevo álbum.

Después de que la popular cantante Blondie terminara su actuación en la que entonó algunos de sus grandes éxitos, fue el turno de West, quien subió al escenario luciendo una máscara llena de joyas y dio comienzo a un concierto en el que, según uno de los testigos, "empezó a gritar".

"Cantó todas las canciones de su nuevo disco, que nadie conocía, y no cantó ninguno de sus éxitos. Sus canciones básicamente chirriaban a través del micrófono", explicó una fuente al periódico New York Post.

Otro de los asistentes sugirió además, que la polémica actuación del rapero no debería haber formado parte de la gala.

"Cada minuto de la gala está programado, y Kanye se salió del programa, e hizo completamente lo que quiso", añadió la fuente.

Sin embargo, el Museo Metropolitano de Arte insistió en que no hubo ningún problema con la participación de Kanye West. "Quedamos encantadísimos con la actuación de Kanye", confesó un representante de la organización.

La actuación del rapero en el popular evento anual fue vista por importantes estrellas, como Madonna, Anne Hathaway y Eddie Redmayne. Pero a quien verdaderamente impresionó fue a su novia Kim Kardashian, quien acudió con él a la gala y a la que dedicó una canción. "Una oda para Kim, sobre lo increíble que es", dijo Kanye al introducir el tema que dedicó a su prometida. (Ver imágenes de Kim y West).

Por su parte, Kim Kardashian, a quien se le prohibió acudir el año pasado al prestigioso evento celebrado por la editora jefe de la revista Vogue, Anna Wintour, acudió este 2013 con un diseño floreado de Givenchy.

Kardashian, quien lució feliz su embarazo, no agradó a la crítica de la moda, pues catalogaron el traje como exagerado ya que tenía guantes u sandalias del mismo motivo.

Temas relacionados