La ansiedad en personas de la tercera edad aumentó en un 50% durante la cuarentena

Noticias destacadas de Nacional

El Colegio Colombiano de Psicólogos alerta sobre este incremento. Este es uno de los datos usados por la Fundación Universitaria San Martín en un análisis en el que explican cómo afecta el aislamiento la salud mental de esa población.

El programa de Psicología de la Fundación Universitaria San Martín realizó un análisis de los datos recogidos a nivel mundial sobre el efecto de la cuarentena en personas de la tercera edad. “El estrés postraumático, la depresión y la irritabilidad, entre otros estados asociados a la alta vulnerabilidad que tienen las personas de la tercera edad ante el virus, se acentuaron en la cuarentena un 30% más, en comparación con la población más joven”, afirma el Doctor Andrés Barreto, director del Programa de Psicología de la Fundación Universitaria San Martín. 

También le dijo a El Espectador que este es un informe análitico, pero no estadístico. “Refleja datos de cómo se trabaja el tema de la salud mental en países que han hecho investigaciones fuertes. Por ejemplo en China, donde identificaron que el 35% de los entrevistados estaban pasando por angustia psicológica. En España también identificaron que las personas mayores han tenido implicaciones importantes a raíz de la cuarentena, porque ha afectado su estilo de vida y están dentro de la población más vulnerable frente al COVID-19”, afirma. 

También le puede interesar: Cuarentena ha afectado la salud mental de los colombianos, revela encuesta de Profamilia

De acuerdo con la doctora Andrea Patarroyo, profesora de Medicina Familiar de la Fundación Universitaria San Martín y experta en gerontología, las principales afectaciones en la salud mental en esta población a raíz de la cuarentena se evidencian en sentimientos de soledad y en el aumento de la ansiedad por perder la rutina de salir a hacer ejercicio y no poder realizar por sí mismos sus propias diligencias. Otro factor es el miedo a morir por el virus.

El informe señala que de acuerdo al Dane, hay más de 7 millones de personas mayores de 60 años, de las cuales cerca de 4’855.000 tienen entre 65 y 99 años, que es la población más vulnerable frente al COVID-19. También resalta que Bogotá concentra la mayor cantidad de personas de la tercera edad, seguida de Antioquia, Valle del Cauca, Cundinamarca, Atlántico y Santander. 

La doctora Patarroyo dice que la falta de ejercicio al aire libre ha causado que se incremente en un 10% los problemas de sobrepeso, azúcar, tensión alta y dolor en los huesos por falta de vitamina D, suplemento que se adquiere tomando el sol, y que es fundamental para la absorción del calcio.  

“Según datos del ministerio de Salud, consultados en este análisis, ocho de cada diez fallecidos en Colombia por el nuevo coronavirus corresponden a adultos mayores de 65 años”, señala el informe. Resaltando que esto aumenta el temor, especialmente a morir solos, por las restricciones de los hospitales. 

También le puede interesar: La salud mental, un efecto colateral de la pandemia

El Doctor Barreto asegura que para evitar el deterioro de la salud mental de esta población es necesario realizar acciones que les ayuden a recuperar la confianza, retomar la rutina y sentirse más productivos. Para empezar, deben acatar todas las normas de bioseguridad, además buscar ayuda psicológica para manejar el estrés y la ansiedad.

También es necesario que cuenten con el apoyo especial de familiares y cuidadores para actividades como lectura, jardinería, arte y el ajedrez.  Retomar el ejercicio físico mínimo cuatro veces a la semana por una hora al día es fundamental, así como practicar meditación, yoga, entre otros.  

Otros de los consejos de Barreto es que las personas de la tercera edad “fortalezcan los lazos de confianza con su círculo social más cercano con el fin de que puedan hablar sobre lo que están sintiendo y escribir los miedos y pensamientos negativos, facilitándoles desahogarse y no somatizar estos sentimientos”.

“Para tener en cuenta, de acuerdo con el Colegio Colombiano de Psicólogos, Colpsic, los niveles de ansiedad en tiempos de coronavirus en las personas de la tercera edad ha incrementado al menos un 50%”, señala el informe. 

También le puede interesar: Las mujeres son quienes más consultan la línea de atención en salud mental del Gobierno

Barreto dice que contar con hábitos saludables y mantener la rutina es clave: “Tener aseo diario y cotidiano; arreglarse todos los días y no permanecer siempre en pijama, no estar tanto tiempo acostado, no permanecer conectado más de dos horas continuas con equipos móviles, hacer ejercicio antes de irse a dormir y no consumir café ni tinto después de las 6 de la tarde, ni comer alimentos pesados en la noche, ya que esto favorece el insomnio”. 

Por último, Barreto señala que es importante identificar las circunstancias que pueden alterar la tranquilidad, como la sobreexposición a la información que eleva los niveles de ansiedad, especialmente cuando se trata de contenidos asociados a muertes y número de contagios. “Si bien es importante estar informado, todo en exceso es malo y sobre todo para la salud mental de esta población”, advirtió.  
 

Comparte en redes: