Encuesta internacional

La mayoría de los trabajadores irían a la oficina con síntomas de gripa

Noticias destacadas de Estilo de vida

Los resultados de esta investigación son preocupantes especialmente ahora, cuando el mundo empieza a salir del confinamiento.

Una investigación ha revelado que la mayoría de las personas continuarían asistiendo a la oficina si tuvieran síntomas de resfriado o gripa. El estudio lo publicó la revista 'PLOS ONE' y lo llevaron a cabo Ermira Tartari, de la Sociedad Internacional de Quimioterapia Antimicrobiana, y sus colegas.

Trabajar cuando estamos enfermos es una realidad que se ve en todos los sectores y países. En ocasiones se debe a factores culturales, pero también ocurre porque, en muchas sociedades, las incapacidades médicas no son remuneradas. En medio de la crisis actual, el hecho de que sea normal que trabajemos enfermos implica importantes desafíos. Especialmente porque esta normalización también ocurre en el sistema de salud, en el que los profesionales sanitarios pueden transmitir las enfermedades respiratorias a sus pacientes.

Con el fin de comprender mejor el fenómeno, Tartari y sus colegas realizaron una encuesta en línea transversal, desde octubre del 2018 hasta enero del 2019. En total, 533 encuestados, de 49 países, participaron. De ellos, 249 eran trabajadores de la salud (46,7%) y 284 no eran trabajadores sanitarios (53,2%). Una clara mayoría de ambos grupos (el 99,2% de los trabajadores de la salud y el 96,5% de los trabajadores de otros sectores) trabajarían con síntomas "menores", como dolor de garganta, estornudos, secreción nasal o tos.

Ver Se puede hacer ejercicio con tapabocas

El 58,5% de los encuestados declararon que continuarían trabajando si estuvieran enfermos con una enfermedad similar a la gripa (incluidos síntomas importantes, como dolores musculares y fiebre), sin una variación significativa entre los trabajadores de la salud y los trabajadores no sanitarios.

El 26,9% de los trabajadores de la salud aseguraron que continuarían trabajando incluso con fiebre, en comparación con el 16,2% de los trabajadores de otros sectores. De manera similar, solo el 45,8% de los trabajadores de la salud evitarían a un colega que presente síntomas similares a la gripa, en comparación con el 60,9% de las personas que no hacen parte del sector de la salud.

Los trabajadores de la salud también estaban más dispuestos a recibir la vacuna contra la influenza (81,1%, frente al 56,7% de los trabajadores no sanitarios).

Aunque este estudio es limitado, debido a que el 90% de los encuestados procedían de países de altos ingresos, los resultados son preocupantes, ya que más de la mitad de los trabajadores están dispuestos a seguir trabajando con los principales síntomas de la gripa, a pesar de las directrices internacionales.

Ver  ¿Volver a salir? Muchos preferirían no hacerlo

En medio de una pandemia, las estrategias para prevenir la transmisión de enfermedades similares a la gripe en el entorno laboral (especialmente aquellas del personal médico, que trata a pacientes inmunodeprimidos) son cruciales. Los autores señalan que se requiere un amplio cambio cultural, además de suficientes licencias por enfermedad y acceso a la vacuna contra la gripa.

"En el momento de la presente pandemia es importante darse cuenta de que los trabajadores de la salud, a pesar de sentirse moderadamente enfermos durante las temporadas de gripa, sienten la obligación de trabajar", agregan.

Comparte en redes:

 

Te contamos que estamos trabajando en nuestra plataforma tecnológica para que sea más fácil de disfrutar, por eso no podrás hacer comentarios en los artículos. Estarán activos próximamente. Gracias por tu comprensión.