Liderazgo

La industria espacial y su oferta académica en Nueva Zelanda

Desarrollar las habilidades que demandan las industrias que innovarán en el mañana, ahora es posible en uno de los países con mejor nivel educativo del mundo.

Cortesía: New Zealand Education

La industria aeroespacial se ha convertido en una opción de carrera con alta demanda, pues, debido a su constante crecimiento, se perfila como un peldaño importante en la economía del futuro. A nivel mundial, los países están invirtiendo más recursos en la creación de centros y laboratorios de investigación, con el fin de desarrollar tecnologías que faciliten la creación y el lanzamiento de satélites, cohetes y naves espaciales que permitan investigar y conocer más sobre el cosmos.

Lea también: Universidades de Nueva Zelanda presentan dos nuevos programas de becas para los colombianos

Los recursos que alcanzó esta industria en 2016, llegaron a los 329.000 millones de dólares y, según un pronóstico del Bank of America Merrill Lynch, se espera que para 2035 este número ascienda a los 3 trillones de dólares. En este proceso, la participación de diferentes compañías privadas, así como de empresarios como Elon Musk y Jeff Bezos, fundadores de Tesla y Amazon, se ha hecho latente. Estas dos mentes, por ejemplo, dirigen dos de los centros de tecnología aeroespacial más importantes del mundo donde se emplean naves Falcon 9 para llevar suministros a las estaciones espaciales y se trabaja en la creación de cohetes de última generación como el New Shepard y el New Glenn.

Bajo estas cifras de crecimiento, y aunque la demanda de profesionales en esta área ha tenido un incremento sustancial en los últimos años, la industria está en constante búsqueda de talento experto. Según un estudio de la firma especialista en servicios de alta tecnología y marketing, ACNielsen, actualmente hay una escasez no solo de ingenieros senior, sino también de trabajadores con habilidades interpersonales claves como resolución de problemas, pensamiento crítico, comunicación y colaboración. De allí que la nueva generación de empresas espaciales privadas estén compitiendo por reclutar desde científicos, ingenieros y técnicos, hasta expertos en derecho espacial y medicina espacial.    

 
 

En el escenario latinoamericano, desde hace un par de años los programas académicos espaciales han tenido mayor acogida en países como Chile y Argentina, que ofertan pregrados por ejemplo en astronomía o ingeniería espacial. Colombia se unió recientemente a esta tendencia que hoy se puede empalmar con en el nuevo protagonista de la escena espacial: Nueva Zelanda, un destino que cuenta con una serie de programas académicos de educación superior para que los interesados complementen y fortalezcan las habilidades que les permitirán dar un salto definitivo hacia la industria aeroespacial.

Le puede interesar: Las carreras del futuro

“Los graduados de los programas de Nueva Zelanda en astronomía, ciencias espaciales y otros temas relacionados con el espacio, pueden trabajar internacionalmente o en la propia industria espacial local de rápido crecimiento. A esto se suma que Nueva Zelanda tiene su propia agencia espacial y cuenta con más de 70 empresas y organizaciones relacionadas con el sector”, expresa Javiera Visedo, gerente de educación de Education New Zealand para Chile y Colombia.

Y es que en el país oceánico, instituciones como la Universidad de Auckland y la Universidad de Canterbury, desarrollan procesos innovadores y creativos, donde los estudiantes pueden desenvolverse en clubes aeroespaciales que son protagonistas y pioneros en el diseño de cohetes y satélites, muchos de ellos que ya han sido lanzados al espacio. El más reciente se llevó a cabo en febrero de este año, cuando un cohete alcanzó una altura de más 9 mil metros.

“Tener habilidades interpersonales sólidas y calificaciones reconocidas internacionalmente es una llave que abre las puertas a los alumnos que buscan estudiar carreras en la economía espacial u otras industrias orientadas al futuro”, comenta Morgan Bailey, gerente de comunicaciones de Rocket Lab, una empresa aeroespacial fundada por el neozelandés Peter Beck,​ cuya misión es desarrollar servicios de lanzamiento orbitales comerciales ligeros y rentables.

Para conocer más sobre la oferta académica de Nueva Zelanda en la industria aeroespacial, puede ingresar  https://www.mystudynz.studyinnewzealand.govt.nz/ 

 

871210

2019-07-16T12:11:30-05:00

article

2019-07-16T16:49:28-05:00

ingrith.gomezm1_1067

none

Redacción Liderazgo

Talento

La industria espacial y su oferta académica en Nueva Zelanda

61

5014

5075