Lindsay Lohan guarda juguetes sexuales en su habitación

La actriz perdió la llave de un baúl en el que conserva objetos sexuales.

Por muchos es sabido que Lindsay Lohan tiene querencias ciertamente nocivas, y aunque el sexo no lo sea, sí que es un tema tabú del que hasta los más osados procuran hacer referencia con cautela. En el caso de Lindsay, no le quedó más remedio que hablar abiertamente de lo que guardaba en un baúl cerrado del que perdió la llave.

"Es un secreto a voces que Lindsay tiene un baúl en su habitación lleno de juguetes sexuales. Un día perdió la llave y tuvo que llamar a un cerrajero. Costó trabajo abrirlo, pero le alegró tanto a Lindsay que hasta de puro nerviosismo le enseñó alguno de los juguetes al hombre. El hombre hizo algún comentario gracioso y rápidamente se fue", confesó una fuente a la revista OK!

No es la primera vez que Lindsay Lohan se ve relacionado con estos temas. En una ocasión la actriz neoyorquina invitó a cenar al grupo musical McFly -con quien trabajó en la película 'Devuélveme mi suerte'- mientras rodaban en Nueva Orleans, y aprovechó para contarle sus detalles sexuales más íntimos, lo que hizo que los músicos no pudieran acabarse la comida.

"Condujimos hacia el restaurante, pero apenas habíamos bajado del coche Linsday empezó a soltar toda la lista de estrellas de Hollywood con las que se había acostado, antes de explicar que prefería a los hombres mayores. Cuando nos sentamos y cenamos, nos contó todas estas historias sobre su vida sexual y fue suficiente para que no quisiéramos comer más", escribió el batería del grupo, Harry Judd, en el libro de memorias de la banda, 'Untold Things. Our story'.

Temas relacionados