Madonna, acusada de comportarse 'como una bruja'

Parece que en la fiesta previa a la ceremonia de los Óscar, la artista trató mal al director Ang Lee.

Madonna.
Madonna.

Madonna dejó una negativa impresión al resto de invitados a una fiesta previa a la gala de los Óscar (organizada por un colectivo que aglutina a los creativos de la industria del cine) cuando supuestamente exhibió un comportamiento grosero y desconsiderado hacia ilustres asistentes. Según publica el diario británico Daily Mail, tras hacer gala de su mal humor la 'reina del pop' abandonó el evento si avisar y mostrando una profunda irritación que nadie podía explicarse.

"Fue increíble, estuvo merodeando por todos lados y enfurecida como si una nube negra la estuviera siguiendo y, de repente, se fue. Todo el mundo quería saber qué bicho le había picado", declaró un testigo al citado rotativo. "Fue grosera con la mayoría de la gente a la que se dirigió. Se comportó como una auténtica bruja aquella noche", indicó otro de los invitados a un acto que se suponía era una celebración.

Como reza la versión de las fuentes anteriores, Madonna también sorprendió a los asistentes con su mala actitud hacia el cineasta Ang Lee, quien se llevó el Óscar al mejor director, y cuando el realizador fue a saludarla para intentar entablar una conversación, la diva del pop le contestó con un brusco "no me interesa". Poco después, el realizador volvió a acercarse a ella para limar asperezas pero ella se dio la vuelta y le ignoró por completo.

A pesar de estas declaraciones sobre el evento, al que también acudieron celebridades como Bradley Cooper, P. Diddy, Jennifer Aniston y Leonardo DiCaprio, una persona cercana a la cantante aseguró al mismo periódico que durante la fiesta, Madonna estaba de "muy buen humor" y que "no es habitual" que la gente diga de ella que es "una bruja".

"No es nada habitual que la gente crea que se comporta como una bruja. No es una de esas que se pasea por un recinto sonriendo como Kelly Ripa. Madonna no es una reina del baile. Aquella noche no fue grosera, puede que hiciera sentir de ese modo a alguien que no le gustaba o con quien había discutido. Quizás todo esto se haya malinterpretado y por ello se piense que ella no estuvo amigable esa noche. Lo que está claro es que no se fue a casa por una rabieta", insistió el allegado a la cantante, quien también señaló que Madonna invitó precisamente a Ang Lee a su propia fiesta posterior a la ceremonia de premios.

Temas relacionados