Madonna, criticada por pretender ser tratada como una estrella en Malawi

El gobierno de ese país también cuestiona la gestión de los proyectos que la 'reina del pop' realiza allí.

Madonna en Malawi con sus hijos: David Banda, Lourdes, Mercy James y Rocco. Afp.

El gobierno de Malaui criticó duramente la actitud de la cantante estadounidense Madonna por pretender ser tratada como una estrella cuando viajó recientemente al país africano a visitar varias escuelas cuya construcción ha promovido. (Aquí puede ver imágenes de la visita de Madonna y sus hijos a Malawi).

Por primera vez, Madonna no pudo acceder a la zona VIP del aeropuerto de la capital de Malaui, Lilongwe, y tuvo que contentarse con la zona destinada a los pasajeros de clase turista.

El gobierno de Malaui declaró el miércoles por la noche en un comunicado de cuatro páginas que le resultó "extraño y deprimente" comprobar que la estrella estadounidense quiera que el país africano se vea obligado "para siempre a expresar su gratitud" porque adoptó dos hijos malauíes.

"La bondad, en su acepción ordinaria, es gratuita y anónima", añadió. "Si no puede ser gratuita y silenciosa, no es bondad, es otra cosa, se parece al chantaje".

La cantante viajó la semana pasada a Malaui, uno de los países más pobres de Africa, con sus cuatro hijos, dos de ellos adoptados en ese país, (David Banda, Lourdes, Mercy James y Rocco) para visitar varias escuelas construidas a iniciativa suya.

Madonna es "como cualquier otro visitante" del país, según el gobierno, que no quiere brindarle un recibimiento oficial.

El ejecutivo también criticó duramente los proyectos de la cantante en el país y le reclamó que sea "decente y diga la verdad".

"Que proclame a los cuatro vientos que ha mandado construir escuelas en Malaui cuando de hecho sólo ha contribuido a construir varias clases no es compatible con las maneras de alguien que cree que merece ser recibido oficialmente", declaró el gobierno.

Madonna abandonó hace dos años un proyecto de construcción de un colegio para niñas por valor de 15 millones de dólares alegando que en su lugar construiría escuelas que acogieran a más niños.

Según Trevor Neilson, que gestiona los proyectos de desarrollo de la cantante, estas escuelas ya están abiertas y son centros regularizados. "Seguiremos financiando programas de ayuda a los niños de Malaui", aseguró, y añadió que Madonna es "la filántropa más importante" de ese país africano.

Temas relacionados