Mi selección

Noticias destacadas de Opinión

Pues sí, que también tengo derecho a ofrecer mi lista, mi selección ideal, de este Mundial que ya agoniza.

Y por supuesto, como el fútbol es un deporte subjetivo, debe advertirse que en cuestión de gustos no hay disputas y que cada cual tiene derecho a expresar sus preferencias. Habrá tantas listas como aficionados se tomen el trabajo de jugar al técnico. Una advertencia: este listado está hecho sobre lo que se vio en el Mundial hasta antes de los últimos dos partidos. No tiene en cuenta la campaña, los antecedentes, la historia, tan sólo lo que se vio en Brasil 2014.

Menos carreta y al grano. El portero es Keylor Navas, el de Costa Rica.

Ese tipo tapó mucho, fue una locura atajando porque tiene una impresionante capacidad de reacción en el mano a mano. Sí, hubo otros muy buenos arqueros, como Ochoa, Neuer, Romero, Rais, pero prefiero a Navas.

El marcador derecho es Didier Aurier, el de Costa de Marfil. Un gran lateral, con marca y salida, con centros precisos tirados con “rosca”. Me encantó. Y por la izquierda una gran duda entre Vertonghen, de Bélgica, y Marcos Rojo, el de Argentina. Finalmente seleccionaría a Rojo, que mostró muchas condiciones en la marca.

La pareja central ofrece tres candidatos. Thiago Silva fue de lejos lo mejor de Brasil en el torneo. Señor zaguero central por derecha. Pero también dejó una magnífica referencia Ron Vlaar, el holandés, poco conocido, pero fuerte, seguro, sale jugando, interesante. El otro central, el zurdo, es Matt Hummels, el holandés, magnifico por arriba en las dos áreas y suficiente saliendo con la pelota.

En el medio la pareja de marca está definida: Khedira y Mascherano. Khedira dio cátedra de cómo se juega, se toca, se acompaña, y Mascherano fue líder y caudillo en Argentina jugando como volante central. Queda en reserva Aranguiz, el chileno, un magnífico volante mixto con mucho sacrificio y capacidad para el ida y vuelta.

Unos metros más adelante, James Rodríguez y Tony Kroos. ¿Se imagina ese medio campo? Son tan buenos los dos que ni me preocupo en buscarles suplentes. Y en punta Robben y Thomas Müller. ¿No está de acuerdo? Pues simplemente haga la suya y difiera, que eso, como dice el popular personaje de La Luciérnaga, eso es lo bonito del fútbol.

Comparte en redes: