Exbajista de Weezer predijo en Twitter su muerte

"Soñé que moría en Chicago el próximo fin de semana". En esa ciudad fue encotrado muerto.

El exbajista del grupo Weezer, Mikey Welsh, quien fue encontrado muerto el sábado en una habitación de hotel en Chicago por causas desconocidas, predijo su muerte en Twitter.

El músico de 40 años escribió en su perfil de esa red social que por fin iba a tomar unas vacaciones después de un largo periodo y viajaría a Nashville y Chicago.

"He aterrizado sano y salvo en Chicago... estoy muy contento de estar aquí", decía en un texto del primero de octubre.

Sin embargo, una semana antes Welsh escribió "Soñé que moría en Chicago el próximo fin de semana (de un ataque al corazón mientras dormía). Necesito escribir mi testamento hoy".

Fue precisamente la cuenta @mikeywelsh71, que continúa abiera, la que usó la familia de Mikey para anunciar el fallecimiento del músico. "Estamos profundamente tristes de anunciar que Mikey Welsh murió hoy inesperadamente. Siempre será recordado".

Desde entonces, su seguidores han inundado la red de mensajes de condolencia y su antigua banda también ha querido rendirle tributo. "Estamos impactados y muy tristes de conocer la terrible noticia, nuestro amigo y antiguo (miembro) de Weezer @mikeywelsh71 ha muerto. Te queremos Mikey".

El bajista entró en contacto en 1997 con Rivers Cuomo, cantante del grupo, durante el receso que hizo Weezer, a mediados de los noventa y tocaron juntos en Homie, apodado por sus seguidores como Rivers Cuomo Band, según recoge la revista especializada en música Rolling Stone.

Un año más tarde le ofrecieron un puesto fijo en Weezer cuando el bajista, Matt Sharp, abandonó el grupo y comenzaron a grabar algunas pruebas para el siguiente disco.

Welsh debutó en directo con Weezer en el año 2000, cuando el grupo volvió a escena con una larga gira ese verano y poco después grabaron el disco conocido como "Green Album", con temas como "Hash Pipe" y "Island in the Sun".

Éste fue el único disco en el que tocó el bajista ya que un año más tarde abandonó el grupo con "razones vagas", que más tarde se supo que estaba relacionada con ataques nerviosos y otros problemas de salud mental. En agosto de ese año estuvo en tratamiento psiquiátrico tras un intento de suicidio.

Posteriormente, Welsh dejó la música y había iniciado una segunda carrera artística centrada en el arte. Entre sus últimos trabajos está la portada del álbum de la banda Twin Berlin.