¿Quién es Gabriel Silva Luján?

El nuevo Ministro de Defensa es un hombre de retos, liberal de trapo rojo, mal bailarín pero exitoso en la gestión pública, que lideró el relanzamiento y reposicionamiento de la marca Juan Valdez en todo el mundo.

Sonaba en todos los pasillos de Palacio de Nariño y era el más nombrado en cuanto corrillo político se armaba desde la salida del Ministerio de Defensa de su entrañable amigo Juan Manuel Santos, quien le contó a Elespectador.com que Silva Luján era el primero de una lista que le pidió el presidente Uribe para designar sucesor. Sin embargo, debido a su cómoda y exitosa posición en la gerencia de la Federación Nacional de Cafeteros y ante la incertidumbre sobre la continuidad de Uribe en el Gobierno, pocos creían que quisiera aceptar el encargo de la Defensa Nacional en este, el que podría ser el último año de la administración Uribe.

Pero como siempre, dispuesto a enfrentar cualquier reto y en los momentos más difíciles -tal como lo hizo en el momento más crítico en la Federación Nacional de Cafeteros- Gabriel Silva Luján tomará las riendas del Ministerio de Defensa a partir del próximo 7 de agosto.

Para quienes no conocen su origen es el típico cachaco callado y pausado. Sin embargo, para sorpresa de muchos, es barranquillero y de familia de pura cepa santandereana; un destacado alumno del colegio San Carlos que ha dedicado buena parte de sus 49 años al ejercicio político, especialmente en cargos públicos.

Liberal convencido, dejó ver su vena política desde el pregrado en estudios políticos en la Universidad de Los Andes y más adelante en su postgrado en relaciones internacionales en Estados Unidos.

Quinto de nueve hermanos, se ha caracterizado por aceptar retos públicos a los que otros difícilmente se le medirían. Tal vez el más difícil fue asumir la gerencia de la Federación de Cafeteros cuando el sector atravesaba la peor época en la historia cafetera del país y en reemplazo de un hombre que había marcado la historia del organismo como Jorge Cárdenas Gutiérrez.

Nunca había sembrado una mata de café y tampoco sabía preparar un tinto. Sin embargo emprendió una polémica estrategia que hasta ahora le ha dado buenos frutos al sector: la apertura y expansión de la marca Juan Valdez a través de pequeñas tiendas en centro comerciales y esquinas de Colombia, España y Estados Unidos, entre otros.

En el sector público se ha desempeñado como consejero internacional de las administraciones de Virgilio Barco y César Gaviria. Durante el Gobierno de quien hoy es el presidente del Partido Liberal se desempeñó como embajador en Washington.

No se le conocen aspiraciones a cargos de elección popular, pero todos sus allegados reconocen el él su espíritu político; uno de ellos el ahora ex ministro Juan Manuel Santos. Con Santos lideró un programa entre el Gobierno y los empresarios que buscaba devolverle la seguridad al eje cafetero.

Igualmente, cuando Santos fue ministro de Hacienda, en la administración de Andrés Pastrana, hizo parte de la Comisión de Reforma a la Institucionalidad Cafetera, labor que finalmente le abriría paso para llegar a la Federacafé.

Todos conocen la cercanía de Silva con Santos, de quien, en una reciente entrevista con la revista Diners dijo: "Es el verdadero estadista. El Santos más santo". Por eso un altísimo porcentaje de políticos lo ubicaba en los próximos meses como el principal asesor de la campaña de Juan Manuel Santos a la presidencia de la República.

Igual que su amigo es muy cercano al presidente Uribe y un convencido de la Seguridad Democrática, aunque ha dicho que no es un uribista furibundo.

Con el nombramiento, el presidente Uribe sigue en la línea de mantener un civil al frente de las Fuerzas Militares.

Frente al Ministerio que hasta ahora tenía por encargo el general Freddy Padilla de León asumirá la etapa de consolidación de la Seguridad Democrática, de acuerdo al plan diseñado durante la administración del ex ministro Santos.

En ese sentido, tendrá que liderar el regreso de sector empresarial a las zonas de conflicto que han sido recuperadas por la Fuerza Pública.

También le corresponderá cerrar la polémica negociación con Estados Unidos de la extensión del acuerdo de cooperación militar, que significa la participación de unos 1.400 militares y contratistas civiles estadounidenses en actividades desde al menos tres bases aéreas y una naval en Colombia.

Ese acuerdo ha provocado anuncios del Gobierno de Hugo Chávez de militarizar la frontera y de Rafael Correa de no permtir nuevas incursiones militares en la línea divisoria con Ecuador, por lo que el tema fronterizo también será una actividad clave de su gestión.

Santos dejó "en remojo" posibles capturas como la de miembros del Secretariado de las Farc como el ‘Mono Jojoy' y reconocidos narcotraficantes, como el ‘Loco Barrera' y 'Cuchillo', sobres los que ha concentrado el accionar de las autoridades por mandato expreso del presidente Álvaro Uribe.

Silva Luján dijo este lunes en la mañana que solamente se pronunciará sobre temas referentes a la cartera de la Defensa una vez posicionado el próximo 7 de agosto.